Denunciarán a Hebe de Bonafini por “incitación a la violencia colectiva”

Las diputadas de Cambiemos Lucía Lehmann y Marcela Campagnoli presentarán este lunes una denuncia penal por “incitación a la violencia colectiva” contra la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, por convocar días atrás a quemar campos de soja y a usar pistolas eléctricas contra hijos y familiares del Presidente y de otros funcionarios del gobierno.

La denuncia llega luego de que el pasado jueves, durante su tradicional ronda en Plaza de Mayo, Bonafini pidiera probar las pistolas eléctricas Taser “con la hija de (Mauricio) Macri, los hijos de (María Eugenia) Vidal y los hijos y los parientes de (Patricia) Bullrich” para “ver si no matan” y convocara a “quemarles los campos” a productores sojeros de modo de ver si así “van a seguir tirando glifosato”.

“Debemos terminar con la violencia como forma de hacer política. Como representantes del pueblo utilizaremos las herramientas republicanas ante discursos que inciten al odio y la violencia”, afirmó a través de su cuenta de Twitter la diputada de la Coalición Cívica-ARI (CC-ARI), Marcela Campagnoli.

Por su parte, Lehmann, también de la CC-ARI, aseguró por la misma vía que “no debemos tolerar ni dejar pasar a quienes, mediante el uso de la violencia colectiva, buscan violentar el orden, la democracia o la propiedad privada”.

El delito del que acusarán a Bonafini está penado con entre tres y seis años de prisión y, según manifestaron las diputadas, su presentación está motivada por el hecho de que las palabras de Bonafini exceden “con creces una opinión personal” y se tratan en realidad de “un llamado a sus seguidores a cometer actos de violencia contra bienes privados y eventualmente y por añaduría, contra las personas que traten de evitarlo”.

Diversas instituciones públicas, así como figuras de la política y de la esfera pública se sumaron en las últimas horas al repudio de las expresiones de Bonafini.

Entre ellos estuvieron el Colegio Público de Abogados de la ciudad de Buenos Aires, que manifestó en un comunicado que las expresiones de la dirigente de Madres de Plaza de Mayo “resultan preocupantes” y que “resultan ser inadmisibles y reprochables legalmente, constituyendo la expresión de un delito de incitación a la violencia colectiva e intimidación pública que no puede tolerarse”.

También se sumaron al repudio Alejandro Fargosi -ex integrante del Consejo de la Magistratura-, Daniel Sabsay -abogado constitucionalista- y Jorge Enríquez -diputado nacional por el PRO-, entre otros.

“El delito de incitación a la violencia es evidente. Por mucho menos, cualquier otro ciudadano ya estaría procesado”, señaló Enríquez.

Artículos Relacionados

Deja un comentario