Preocupación en el sector inmobiliario

La estampida del dólar de estos últimos días terminó por paralizar un sector que hace un año y medio que dejó de vivir la “primavera” de los créditos UVA, que terminó convirtiéndose en una pesadilla para sus poseedores, y comenzó a sentir el peso de la devaluación de los ahorros. Se trata de las inmobiliarias, desde donde se refiere que la actividad es «prácticamente nula».

Oscar Gonnet, reconocido empresario inmobiliario de Mar del Plata, aseguró que, por la suba de la moneda norteamericana, la situación en las inmobiliarias es “dramática”.

“Se cayeron dos operaciones que teníamos casi cerradas la semana pasada. Ahora está todo totalmente paralizado y las expectativas son muy malas”, dijo, al tiempo que aseguró que “si esto sigue así, muchos quedarán en el camino hasta octubre”.

“No hay un precio de referencia, no sabemos si las propiedades están caras o baratas. Estamos viviendo una incertidumbre total y esto nos preocupa muchísimo”, aseguró.

Al igual que el resto de los rubros de la actividad económica local, las esperanzas están enfocadas en las medidas económicas que se tomen para paliar la situación social y evitar que la devaluación complique aún más las posibilidades de compra.

“Es un baldazo de agua fría, no sé cómo vamos a sobrevivir de acá a octubre. Hoy no se puede decir nada porque no sabemos cómo va a estar el dólar mañana. Sabemos que los números son malos, pero hay que esperar”, sentenció el presidente del Colegio Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario