Un jurado popular declaró culpable al acusado de asesinar a su novia

Un hombre fue hallado culpable del delito de homicidio calificado por un jurado popular en Mar del Plata por haber asesinado de un cuchillazo a su novia en el 2017, y el próximo 2 de septiembre se dará a conocer la pena que deberá cumplir, que podría ser de entre 10 a 25 años, informaron fuentes judiciales.

Tras una extensa deliberación, el jurado integrado por 12 ciudadanos dio a conocer su veredicto, en el que declaró la culpabilidad de Pedro Rafael Inglera (27), por el asesinato de su ex novia, Nancy Segura (27), ocurrido en junio de 2017 en Playa Serena, al sur de la localidad balnearia.

El tribunal popular consideró probado que Inglera causó la herida de arma blanca en el tórax que le produjo la muerte a Segura, y lo halló culpable del delito de «homicidio agravado por el vínculo, con circunstancias extraordinarias de atenuación», figura que había sido planteada subsidiariamente por el defensor del imputado, Eduardo Toscano.

Este delito prevé una pena de 10 a 25 años de prisión, según explicaron fuentes judiciales, y el monto de la condena que deberá cumplir Inglera será definido tras una audiencia de cesura que se realizará el próximo 2 de septiembre, y que estará a cargo de la jueza Mariana Iriani, integrante del Tribunal Oral en lo Criminal 3 marplatense.

El veredicto de culpabilidad se dio a conocer durante la mañana en el primer piso de los tribunales locales, luego de una deliberación que había comenzado ayer por la tarde y que debió pasar a un cuarto intermedio anoche, ante la dificultad de los jurados para alcanzar una definición.

Tras la lectura del fallo, Yesica Segura, hermana de la víctima y quien tiene la custodia de la hija pequeña que ella tenía con el imputado, dijo que espera «la máxima condena» por parte de la magistrada.

«Yo quería escuchar que era culpable, porque él la mató. Él mató a mi hermana y tiene que pagar. Nunca dudamos, jamás», señaló.

El juicio había comenzado el lunes último, en el primer proceso que resuelve bajo esta modalidad una imputación por un femicidio consumado en la ciudad, y tras el debate oral el jurado tuvo que definir su fallo entre ocho opciones, planteadas por el fiscal Fernando Castro, quien llevó adelante la investigación del caso, y por la defensa del acusado.

#

El fiscal consideró «acreditado» que la noche del 19 de junio 2017, el imputado atacó con un cuchillo de cocina a su pareja, quien falleció pocas horas después en el Hospital Interzonal General de Agudos marplatense.

Castro había pedido en su alegato de cierre que Inglera fuera condenado por «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por ser de una mujer cometido por un hombre mediando violencia de género», que prevé prisión perpetua, pero esa opción exigía un fallo unánime por parte del jurado.

Subsidiariamente, había sumado la acusación por «tentativa de homicidio doblemente agravado», que prevé una pena de 10 a 15 años, y para lo que era necesario que al menos 8 de los jurados consideren culpable a Inglera: propuso esa variante ante la posibilidad de que el tribunal entendiera que el cuchillazo sufrido por la mujer no tenía la entidad como para provocarle la muerte, pero sin dudar de su intención final de matarla.

Por su parte, el defensor de Inglera, Eduardo Toscano, señaló en su alegato que Segura no murió por la herida, «causada accidentalmente, y dijo que Inglera debía ser absuelto.

Planteó de manera subsidiaria que, en caso de que el jurado lo hallara culpable, los delitos aplicables deberían ser «lesiones culposas» u «homicidio culposo», o considerar las circunstancias de atenuación de un homicidio calificado, como finalmente ocurrió.

Tras la lectura del veredicto, Inglera fue trasladado nuevamente a la Unidad Penal 44 de Batán, donde cumple prisión preventiva desde la noche del crimen.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario