Coronavirus: «La única acción para bajar los casos es disminuir la circulación»

El jefe de asesores del Ministerio de Salud bonaerense, Enio García, dijo que «no se puede esperar que bajen los casos de coronavirus si no hay acciones distintas», como «disminuir la circulación de personas», y opinó que las aperturas en la ciudad de Buenos Aires responden a un sector «que presiona y que políticamente es afín al PRO».

En diálogo con El Destape Radio, el epidemiólgo señaló que «la única acción que uno puede tomar en este contexto para bajar los casos es disminuir la circulación de las personas».

«Si uno hace una evaluación de cómo está la situación social, se ve muy difícil esa posibilidad, hay un sector que presiona», dijo García y opinó que las aperturas en la ciudad de Buenos Aires responden a ese sector «que presiona y que políticamente es afín al PRO».

El jefe de asesores sostuvo que «si pensamos desde la epidemiología pura tendríamos que parar ya como hacen otros países», entre los que mencionó a Israel, aunque manifestó que se evalúan otros factores como la situación social.

En ese contexto, dijo que «falta consenso porque hay fuerzas políticas que ya están pensando en las elecciones del año que viene».

«Hay algunos que juegan para la platea y su electorado en lugar de tomar decisiones en base a cuestiones científicas», remarcó y destacó que «no hay ninguna razón epidemiológica para abrir bares; es un gesto con una intención política electoral», al referirse a lo que ocurre en la Ciudad de Buenos Aires.

Por otro lado, afirmó sobre la curva de contagios de Covid-19 que «más que una meseta tenemos una puna, con un número elevado de casos que no crece ni baja» y agregó que «no se puede esperar que bajen los casos si no hay acciones distintas».

García consideró que en los distritos del interior es distinto ya que «es más difícil armar un sistema de derivación de internaciones por las distancias y por el poco personal».

«Eso pone en alerta a esos municipios que ya venían poniendo en agenda el tema de la temporada de verano porque tenían pocos casos, pero ahora empiezan a vivir en carne propia la situación y esas proyecciones de temporada empiezan hacer agua si no se controlan los casos», añadió.

El funcionario tomó como ejemplo el caso de Monte Hemoso, cuyo intendente se pregunta cómo va a recibir dos, tres o cuatro veces más la cantidad de población de la localidad si no tienen cómo atenderlos.

«Ahí hay un motivo fuerte para que estos intendentes controlen más la circulación del virus», subrayó.

Por último, dijo que «se habló mucho de inmunidad de rebaño y eso no se vio nunca en la historia», por lo que determinó que «de acá a tres meses no veo ningún cambio».