Judiciales bonaerenses y la primera de las huelgas en la era Kicillof

El gremio de los judiciales bonaerenses convocó este viernes a un paro para el lunes ante la decisión del Gobierno provincial de postergar para el martes próximo la reunión salarial prevista para este viernes.

En un comunicado, la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) consideró que la suspensión del encuentro «se produce en un contexto de máxima incertidumbre por la demora en la actualización de los salarios» del sector.

Según se informó, el Ministerio de Trabajo notificó a la AJB la postergación de la reunión paritaria convocada para este viernes, fijando una nueva fecha para el martes al mediodía.

«Luego de la ausencia de una propuesta de recomposición salarial en la reunión del viernes pasado, y en línea con el mandato de las asambleas departamentales, la AJB decretó un paro total de actividades para el próximo lunes 5 de octubre en todas las dependencias judiciales de la provincia», señaló el gremio.

Pablo Abramovich, secretario general de la AJB, explicó: «Llegamos a esta medida de fuerza por la falta de decisión del Ejecutivo provincial de abrir la negociación para la recomposición de nuestros salarios».

«Desde mayo venimos reclamando una oferta salarial concreta que garantice que no sigamos perdiendo la carrera contra la inflación, y esta nueva postergación exige reforzar el reclamo construyendo un paro masivo de actividades para que el gobierno entienda que la situación exige una respuesta urgente», agregó.

En función de las modalidades de trabajo impuestas durante la pandemia, la medida de fuerza implica la no concurrencia a los lugares de trabajo para quienes están realizando tareas de manera presencial y apagón informático durante toda la jornada del lunes para quienes están realizando trabajo remoto.

La AJB reclama que se garantice un aumento salarial superior o igual a la inflación para 2020, avanzar en un proceso de recuperación del poder adquisitivo perdido durante los años 2018 y 2019 y la liquidación al 3% de los años de antigüedad que se pagan por debajo de ese porcentaje.