Mar del Plata, en su peor momento de desocupación

El informe Sociolaboral de General Pueyrredon realizado por investigadores de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) advirtió que el ASPO (Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio) provocó la mayor “disminución del empleo de la historia” en esa ciudad, superando incluso las estadísticas resultantes de la crisis económica y social de 2001-2002.

De acuerdo a los datos del Indec, Mar del Plata presentó un considerable aumento de 12,6 puntos porcentuales de la tasa de desocupación, pasando del 13,4% al 26,0%, el número más alto desde que se hacen estas mediciones. Asimismo, las tasas de empleo (28,7%), actividad (38,8%) y de ocupados demandantes (3,9%) se ubicaron en niveles mínimos históricos.

Mar del Plata duplicó la tasa de desocupación promedio a nivel nacional y, con 26%, lideró el ranking de aglomerados. “El análisis de las tasas básicas da cuenta de la disminución de 89 mil ocupados, de los cuales sólo 23 mil pasaron a engrosar las filas de la desocupación. Los restantes 66 mil no pudieron buscar trabajo y, por ende, la encuesta los categoriza como inactivos. De la doble combinación se produjo el incremento de casi un 100% en la tasa de desocupación. Este deterioro de los indicadores laborales impactó negativamente en el ingreso de los hogares y, por ende, en el nivel de pobreza. Las políticas públicas que generó el gobierno para asistir a la población más vulnerable consiguieron morigerar esta problemática, dado que, de no haberse aplicado, la pobreza hubiera alcanzado niveles más elevados“, explicaron los investigadores Eugenio Actis Di Pasquale y Marcos Gallo.

“La oferta de trabajo se redujo considerablemente como efecto del ASPO, que estuvo en sus fases más restrictivas durante ese trimestre”, de acuerdo al trabajo del Grupo Estudios del Trabajo (GrET). Al respecto, se detalló lo siguiente: “la tasa de actividad a nivel local cayó en 10,3 puntos porcentuales alcanzando el valor de 38,8%. Esto indica que la población económicamente activa -ocupados más desocupados- está integrada por 66 mil personas menos que hace un año (pasó de 316.000 a 250.000), debido a que esas personas no trabajaron durante el ASPO por diversos motivos (despido, impacto directo por actividad no permitida o impacto indirecto)”.

El informe atribuyó la disminución del 15,4% al 9,2% en la tasa de subocupación -representa a quienes trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias- a que una proporción de personas que usualmente son subocupadas, durante el ASPO directamente no pudieron trabajar.

“Si sumamos la tasa de desocupación y la tasa de ocupados demandantes obtenemos la tasa de presión general, que considera a todos buscadores de empleo, ya sean ocupados o desocupados. Este indicador da cuenta de que el nivel de presión que se ejerce en el mercado de trabajo marplatense se mantuvo en valores cercanos al 30%. No obstante, dado que la población económicamente activa es menor, representa tan sólo a 75.000 personas, siendo que usualmente involucra a 100 mil personas”, agregó el trabajo.

Deja un comentario