San Isidro abre casi todo y reclama clases presenciales

El municipio de San Isidro insistió con el regreso presencial de todo el ciclo lectivo en su distrito. Cabe recordar que esa comuna ya habilitó gimnasios, shoppings y atención en el interior de comercios de indumentaria y gastronomía.

“Desde la Provincia rechazaron el protocolo para la vuelta a clases sin haberlo estudiado”, se quejó el intendente Gustavo Posse.

El mandatario municipal propone “un protocolo de burbujas de 15 chicos, el docente no tiene contacto con ellos, se trabaja en ambientes aireados o campos de deportes municipales. Si dentro de la burbuja alguien tiene el virus, se toman las prevenciones necesarias”.

La gestión de Axel Kicillof ya habilitó el retorno para quince distritos de “bajo riesgo” epidemiológico sobre los 135 que componen la Provincia. El gobierno bonaerense explicó que en zonas de alta circulación viral, ese retorno, no será posible.

San Isidro está en fase 3 con casi 12 mil casos confirmados de Covid 19 de los cuales 10.324 se han recuperado. Actualmente tiene 863 casos activos y 404 vecinos fallecidos.

Por la fase que le corresponde, según la Provincia, gastronomía e indumentaria pueden atender con mesas afuera para la primera y desde la puerta, para la segunda. Sin embargo, la comuna que maneja Posse, habilitó la atención dentro de los comercios en un 30% para bares y restaurantes y según los metros cuadrados disponibles de cada local textil

También flexibilizó los centros comerciales cerrados, es decir, los shoppings. Con protocolos específicos y un registro de la cantidad de personas que ingresan habilitó esa actividad comercial de manera temprana.

Los gimnasios en San Isidro funcionan desde mediados de septiembre cuando en el resto de las comunas del AMBA apenas habilitaron esta actividad física pero al aire libre hace algunos días.