Muy buenas noticias por la vacuna rusa y la de Pfizer

Antes de que finalice noviembre habrá resultados preliminares del estudio de Fase 3 de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V, informaron desde el Centro Nacional de Investigación en Epidemiología y Microbiología Gamaleya de Rusia en una rueda de prensa virtual con medios argentinos.

Denis Logunov, vicedirector del Gamaleya, y a cargo del equipo de desarrollo de la vacuna rusa, dijo que «en las próximas dos semanas se publicará un resultado intermedio del ensayo clínico de Fase 3», que contempla alrededor de 40.000 voluntarios en Rusia.

A su vez, la farmacéutica estadounidense Pfizer y la compañía alemana BioNTech anunciaron que su vacuna contra el coronavirus es «eficaz en un 90%», según un primer análisis de eficacia del estudio clínico de Fase 3 dado a conocer a través un comunicado.

Las conclusiones de este análisis preliminar, que aún no fueron publicadas en una revista científica, arrojaron que «la tasa de eficacia de la vacuna fue superior al 90%, 7 días después de la segunda dosis; esto significa que la protección se logra 28 días después del inicio de la vacunación, que consiste en un esquema de 2 dosis».

En el capítulo educativo, Unicef consideró que el coronavirus impide el retorno a las clases presenciales de unos 137 millones de niños y niñas -un 97%- aunque más de un tercio de ellos acceden a la educación a distancia.

Desde el organismo internacional ratificaron como “prioritaria” la apertura de los colegios para evitar «una catástrofe generacional».

El documento titulado «Educación en Pausa» de Unicef advirtió que la pandemia exacerbó las desigualdades, especialmente de familias pobres, que pueden no estar recibiendo ningún tipo de educación, lo que condicionaría su futuro profesional y personal.

En tanto, en Europa la crisis sanitaria continúa acentuándose, con el Gobierno italiano que catalogó como «zona naranja», prohibió desplazamientos internos y restringió la actividad comercial en el Véneto, Liguria, Emilia-Romaña, Toscana y Umbria, informó hoy el gobernador de Abruzzo, Marco Marsilio, regiones que se suman a la isla de Sicilia y Apulia.

Los hospitales italianos están llenos por la pandemia, y los médicos, según la agencia ANSA, consideran que la situación puede empeorar si la epidemia se profundiza en esta semana.

En Francia se confirmaron más de 20.000 casos y 550 fallecidos por coronavirus, con lo que el país se consolida como el cuarto con más contagios a nivel mundial.

Para Sanidad Pública francesa, 99 departamentos del país se encuentran en estado de vulnerabilidad «elevada» a causa del drástico repunte de la pandemia.

Y en Hungría, el premier Viktor Orban, anunció un toque de queda como parte del endurecimiento de las restricciones para contener la segunda ola de contagios por coronavirus.

Estados Unidos, por su parte, superó los 10 millones de contagios, según informó la Universidad Johns Hopkins, y el principal epidemiólogo del Gobierno federal, Anthony Fauci, advirtió que «la situación no es buena».

Desde hace varios días, Estados Unidos promedia los 100.000 casos, y el sábado pasado marcó un récord absoluto con más de 128.000.

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, nombró hoy a un comité de científicos que encabezará la lucha de su gobierno contra el coronavirus, dejando en claro que será una de sus prioridades al asumir el cargo.

En Irán tampoco mejora la situación ya que registró, por primera vez, más de 10.000 casos en un día, informó hoy el Ministerio de Salud, y sumó 458 decesos, según Europa Press.