Biden no piensa en una cuarentena rigurosa

Former Vice President and Democratic presidential candidate Joe Biden greets audience members during a rally, Wednesday, May 1, 2019, in Iowa City, Iowa. (AP Photo/Charlie Neibergall)

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que no impondría un confinamiento nacional para combatir la pandemia de Covid-19 a pesar de un aumento de los casos.

«No veo ninguna circunstancia que requiera un cierre nacional total. Creo que sería contraproducente», dijo a los periodistas Biden, quien asumirá el cargo el 20 de enero.

«No voy a detener la economía, punto. Voy a detener el virus», dijo desde Wilmington, Delaware, donde reside, luego de una reunión con gobernadores para discutir la respuesta a la crisis, y aseguró que seguirá las recomendaciones de los científicos.

«Repito, ningún confinamiento nacional», insistió. «Porque cada región, cada comunidad, puede ser diferente».

En Estados Unidos no rigen medidas de contención a nivel nacional, pero a medida que las infecciones se disparan, los estados y las ciudades ordenan restricciones, desde el confinamiento en los hogares y el cierre de escuelas hasta la limitación del tamaño de las reuniones.

Por ejemplo, California impuso un toque de queda en gran parte de su territorio para detener el rápido aumento de los contagios, anunció el gobernador del estado, Gavin Newsom.

La obligación de quedarse en casa regirá de las 22 a las 5 y entrará en vigencia la noche del sábado y permanecerá vigente hasta el 21 de diciembre.

«El virus se está propagando a un ritmo que no habíamos visto desde el inicio de esta pandemia, y los próximos días y semanas serán críticos para detener el aumento. Estamos activando la alarma», dijo Newson en un comunicado.

La primera potencia mundial registra unas 252.000 muertes y más de 11,7 millones de contagios, según un balance de la Universidad Johns Hopkins, por lejos el país con mayor número de fallecidos del planeta.

Deja un comentario