Ramos Padilla, candidato a un juzgado de enorme peso

El presidente Albero Fernández envió al Senado el pliego del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla para que sea el magistrado federal número 1 de La Plata.

Este es el juzgado que tiene competencia electoral en toda la provincia de Buenos Aires y estaba vacante desde 2014, por la muerte de Manuel Blanco.

Ramos Padilla, el magistrado de la causa que involucra al falso abogado Marcelo D´Alessio en la causa por supuesta extorsión y espionaje, había salido primero en ese concurso durante el gobierno de Mauricio Macri y encabezaba la terna que aprobó el Consejo de la Magistratura en abril de 2019.

Sin embargo, el Presidente no había enviado su pliego al Senado y en su lugar mandó el de Laureano Durán, que había salido tercero en ese concurso.

Cuando llegó Alberto Fernández retiró todos los pliegos que había dejado su antecesor en la Cámara alta.

Macri optó por Durán ya que en ese momento Ramos Padilla ya se había convertido en un juez enemigo del Gobierno de Juntos por el Cambio: «No es un juez ecuánime, espero que el Consejo de la Magistratura lo destituya», había señalado el entonces mandatario nacional.