Comercios anticipan que “la expectativa no es muy buena” para las fiestas

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, estimó que por la pandemia se llegaron a perder tres millones de puestos laborales en el sector y sostuvo que, de cara a fin de año, la expectativa «no es muy buena» porque la clase media «no tiene poder adquisitivo».

«Venimos muy golpeados», advirtió el empresario, pero destacó que «hay señales interesantes».

Al referirse a la proximidad de las fiestas, analizó que «la expectativa no es muy buena para fin de año» porque «todavía hay gente que tiene miedo de salir a la calle y la clase media no tiene poder adquisitivo para salir de compras».

Grinman evaluó el impacto de la pandemia de coronavirus en el rubro y señaló: «Estimamos una pérdida de locales en el orden de los 25 mil y 30 mil».

Por ello, calculó que se perdieron «cerca de 290 mil puestos de trabajo formalmente», pero aclaró: «Si le agregamos la informalidad, llegamos a tres millones».

Según su consideración, «lo que necesita el empresariado es confianza y credibilidad en el Gobierno».

«Las señales que aparecen respecto de que el Presidente quiere ir por un camino y otro sector del Gobierno quiere otro, induce a una tremenda confusión y la confusión genera miedo y cuando hay miedo, no hay inversiones», enfatizó.

«Reclamamos que se dejen los problemas internos», apuntó el empresario en declaraciones radiales, quien destacó la necesidad de que la administración de Alberto Fernández emita un «mensaje único de tranquilidad».

Además, apuntó: «En los últimos diez años la Argentina fue el segundo país con peor performance de inversión extranjera directa».

«Sabemos que si le pedimos al Gobierno que baje los impuestos no lo va a hacer porque necesita el dinero, lo único que pretendemos es que no lo vuelva a subir», indicó Grinman, quien también pidió «que no estén inventando impuestos nuevos».