Alberto Fernández analiza usar a fuerzas de seguridad para evitar aglomeraciones y contagios

El presidente Alberto Fernández aseguró este jueves que analiza la posibilidad de instruir a las fuerzas de seguridad para que se disipen las aglomeraciones de personas como prevención ante el incremento de casos de coronavirus, pero descartó la implementación de un “toque de queda”.

“No vamos a implementar un toque de queda pero sí un toque sanitario que fue algo que funcionó en muchas ciudades del interior”, señaló Fernández en declaraciones a Radio 10.

Además remarcó que diciembre «fue un mes de relajamiento» frente al coronavirus y eso generó que el virus circulara «con mayor rapidez».

«Tenemos la sensación que diciembre fue un mes de relajamiento, hubieron marchas y situaciones que hicieron que el virus circule con mayor rapidez», subrayó el jefe de Estado.

También aclaró que «si el relajamiento sigue», se va a «ver la manera en la que las fuerzas policiales puedan actuar para disipar las reuniones y demás».

Las consideraciones del Presidente se dan en un marco de preocupantes aumentos de los casos positivos de Covid-19 en todo el país y, en particular, en la provincia de Buenos Aires.