Se entregaron los rugbiers acusados de una feroz golpiza a un joven

Los mellizos Lucio e Ignacio Cozzi, los rugbiers platenses acusados de una feroz golpiza a un joven a la salida de una fiesta clandestina en Claromecó, se entregaron esta mañana en la localidad de Tres Arroyos luego de permanecer prófugos durante dos días, confirmaron fuentes judiciales.

La jueza de Garantías del caso ordenó la detención solicitada por la fiscal, que caratuló el caso como “lesiones graves” en base a pericias e informes médicos: le fracturaron el maxilar y varias piezas dentarias, entre otras lesiones.

La causa tramita en una fiscalía de la localidad de Tres Arroyos, que pertenece al departamento judicial de Bahía Blanca.

La defensa de los hermanos solicitó una eximición de prisión y pidió que sus asistidos declaren. Pese al planteo para que los acusados transiten el proceso penal en libertad, la jueza Verónica Vidal, dio vía libre a la orden de captura impulsada por la fiscal Natalia Belén Ramos.

Los acusados son oriundos de la localidad de Tres Arroyos, pero estudiaron y se radicaron en La Plata. Fuentes del caso señalaron que ambos “trabajaron en ARBA”, la agencia de recaudación fiscal del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Los mellizos serán indagados en las próximas horas y quedarán formalmente procesados.

EL CASO

Felipe Di Francesco (21) denunció que fue golpeado por los mellizos de 31 años cuando juntaba los residuos de una fiesta clandestina en el balneario bonaerense de Claromecó.

«El muchacho dijo que en momentos en que estaba junto a su hermano y un primo observó cómo un grupo de personas tiraban basura por lo que les pidió que la recogieran del lugar», agregaron fuentes del caso.

«Según la denuncia, la víctima fue golpeada en la cara y en la nariz por los dos hermanos quienes luego abandonaron el lugar», agregaron las fuentes.

A raíz del episodio, el muchacho agredido se dirigió a la seccional policial donde radicó la respectiva denuncia.