Una temporada atípica para Jesús María, en Córdoba

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Luis Picat, el intendente de Jesús María, la localidad cordobesa reconocida por su tradicional Fiesta de Doma y Folclore que este año fue suspendida a causa de la pandemia de Covid-19, dijo que esa situación anómala permitió promocionar de manera diferente el destino.

«La ciudad está preparada para recibir al turismo en una temporada especial porque no vamos a tener la tradicional Fiesta de Doma y Folclore», expresó el funcionario municipal en declaraciones a Télam Radio.

Sin embargo, reconoció que esta situación «ha brindado también una oportunidad diferente de promocionar nuestra ciudad referente a los atractivos que tiene: históricos, gastronómicos, naturales y el estar cerca de Córdoba y el estar cerca de las Sierras Chicas».

También precisó que «desde que comenzó la pandemia nos hemos preparado en todo lo que es la situación sanitaria para asegurar no solamente a los vecinos y vecinas de Jesús María, sino también a los turistas, un servicio en lo que es la atención de la Covid-19.».

«Para ello -agregó-, tenemos permanentemente lugares de control, de chequeo, un hospital regional que atiende todo el norte de Córdoba, así como también clínicas privadas, que atienden también lo que es coronavirus».

Anticipó que desde hace una semana se comenzó a aplicar la vacuna Sputnik V a los agentes sanitarios que trabajan en el hospital, «y luego continuarán con los agentes sanitarios que trabajan en la municipalidad y en la región que pertenece a la provincia, la zona norte de Córdoba».