Así fue la visita carcelaria de Carolina Piparo a su marido preso

El futuro cercano del marido de Carolina Piparo avizora para el corto plazo una estadía tras las rejas mientras la fiscal del caso define si pedirá o no la prisión preventiva para Juan Ignacio Buzali, procesado por intento de homicidio. Luego del revés judicial sufrido este martes 12 de enero, luego de que la jueza rechazara los planteos de excarcelaciones (ordinaria y extraordinaria), la funcionaria municipal visitó a su marido preso.

Buzali se encuentra alojado en una celda vip de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata, donde espera por su libertad o, al menos, una morigeración (arresto domiciliario). Allí Piparo llevó comida, ropa y elementos de higiene, lo que en la jerga carcelaria se conoce como “mono”.

El acusado pasa la mayor parte de su tiempo en silencio, en una celda en la que está aislado. Espera que la fiscal Eugenia Di Lorenzo defina si requerirá a o no su prisión preventiva. Está acusado de doble intento de homicidio, un delito que tiene una pena en expectativa de hasta 16 años de prisión. Con ese dato, es posible concluir que la fiscal solicitará su encierro hasta que el caso sea ventilado en juicio oral, como ocurre con la inmensa mayoría de procesados por delitos que tienen penas en expectativa elevadas (y no tanto).

María Eugenia Di Lorenzo, fiscal de La Plata

Cabe recordar que la jueza de Garantías Marcela Garmendia, consideró que existen riesgos procesales y que Buzali debe permanecer, por el momento, detenido. “Así, la pena en expectativa, las especiales circunstancias que rodearon al hecho y la conducta posterior asumida por Buzali, me permiten inferir que no se encuentra garantizada su sujeción al proceso», señaló la magistrada en uno de sus dos fallos de cuatro páginas cada uno a los que accedió 0221.com.ar.

Piparo denunció haber sido asaltada por «motochorros» la madrugada del 1 de enero último en la calle 47, entre 15 y 16, en momentos en que iba con su esposo a llevar a su suegro a su casa.

Según la legisladora, tras ello y cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos «motochorros» que los habían asaltado, por lo cual embistieron a una de las motos en las calles 21 y 40 y luego escaparon del lugar.

Juan Ignacio Buzali, procesado por intento de homicidio

La pareja se alejó en el auto sin asistir a los dos jóvenes, identificados como Luis Lavalle (23) y un adolescente de 17 años, quienes tripulaban la moto y que resultaron heridos.

El viernes pasado, y a pedido de la fiscal Di Lorenzo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 17 de La Plata, Buzali fue detenido en una exclusiva casa del country Grand Bell. En su declaración indagatoria afirmó que «lo que pasó fue un infortunio y un accidente», que «jamás» quiso «lastimar a nadie», y que al momento del hecho estaba «nervioso, abrumado y temeroso» pero «no enojado» ni alcoholizado.

Para la fiscal Di Lorenzo, Buzali conducía a «toda velocidad» y embistió «de lleno» a las víctimas, y que no se advirtió «ninguna maniobra de esquive».

Deja un comentario