El marido de Carolina Piparo insiste con su libertad ante la Cámara Penal

Los abogados de Juan Ignacio Buzali, el marido de la diputada de Juntos por el Cambio Carolina Piparo procesado por doble intento de homicidio, apelaron el rechazo a las excarcelaciones (ordinaria y extraordinaria) que dictaminó la jueza de Garantías, Marcela Garmendia, quien hasta el momento, confirmó todo lo actuado por la fiscal María Eugenia Di Lorenzo.

En un puntilloso escrito, los abogados Fabián Améndola y Fernando Burlando, desplegaron sus argumentos para que Buzali siga sometido al proceso en curso, pero en libertad. Sostienen que no existen riesgos procesales, rechazan la posibilidad de una fuga o de entorpecimiento probatorio de parte de su defendido.

Los planteos de los defensores deben ser resueltos por la sala de feria judicial de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata, donde será girado el expediente para su tratamiento. No se descarta que Buzali sea trasladado a la sede del fuero Penal de La Plata para que se entreviste con los magistrados antes de que dicten una resolución.

Buzali, de 47 años de edad, fue procesado por doble «homicidio en grado de tentativa», el cual prevé una pena de entre cuatro y 16 años y ocho meses de prisión.

«Así, la pena en expectativa, las especiales circunstancias que rodearon al hecho y la conducta posterior asumida por Buzali, me permiten inferir que no se encuentra garantizada su sujeción al proceso», señaló la jueza Garmendia en uno de sus rechazos a la excarcelación del acusado.

Y agregó: «(…) entiendo que en el caso de autos se verifica la existencia de peligros procesales que obstan a su procedencia».

La jueza recordó que los letrados defensores alegaron que «se encuentra en juego la libertad ambulatoria como derecho en relación a la presunción de inocencia».

Sin embargo, la magistrada consideró: «Como ya lo he consignado en reiteradas oportunidades, entiendo que la excarcelación extraordinaria conforme lo establece el art. 170 del C.P.P. es un beneficio de carácter excepcional, debiendo corresponderse a una situación objetiva y a calidades personales extraordinarias del imputado, que a mi juicio no se encuentran dadas en el caso aquí en tratamiento».

Piparo denunció que fue asaltada por tres parejas de «motochorros» la madrugada del 1 de enero último en la calle 47, entre 15 y 16, cuando iba con su esposo a llevar a su suegro a su casa.

Según la legisladora, tras ello y cuando se dirigía con Buzali a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos «motochorros» que los habían asaltado, por lo cual embistieron a una de las motos en las calles 21 y 40, para luego escapar del lugar.

La pareja se alejó en el auto sin asistir a los dos jóvenes, identificados como Luis Lavalle (23) y un adolescente de 17 años, quienes tripulaban la moto y que resultaron heridos.

El viernes pasado, y a pedido de la fiscal Di Lorenzo, Buzali fue detenido en el exclusivo barrio privado de Grand Bell donde alquilaron una propiedad para las vacaciones. En su indagatoria rechazó haber intentado matar a los motociclistas y encuadró el hecho dentro de un accidente de tránsito.

Para la fiscal, Buzali conducía a «toda velocidad», embistió «de lleno» a las víctimas, y no se advirtió «ninguna maniobra de esquive».