Arauz ganó en Ecuador, pero deberá ir a una segunda vuelta

Andrés Arauz, delfín del exmandatario Rafael Correa, lideraba en la mañana de este lunes la elección presidencial de Ecuador con 32,2% de los votos cuando se lleva escrutado el 83,5%, por lo que irá a una segunda vuelta el 11 de abril próximo frente a un adversario aún no definido, plaza que disputan palmo a palmo el indígena izquierdista Yaku Pérez y el exbanquero de derecha Guillermo Lasso.

Las cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE) confirmaron el amplio triunfo del centroizquierdista Arauz, un economista de 36 años que representa la corriente de pensamiento del expresidente Rafael Correa y que encabezó la lista de Unión por la esperanza (UNES), mientras que le asigna a Pérez 19,79% y a Lasso 19,61%.

El CNE no tiene plazo para proclamar resultados, consignó la agencia de noticias AFP.

«No hay ninguna duda, estamos en el primer lugar, hemos recibido una votación abrumadora de distintas partes de nuestra patria», celebró Arauz.

Las elecciones de este domingo marcaron el resurgimiento de Correa, quien reside en Bélgica y denuncia una persecución política y judicial en su contra impulsada por el actual presidente Lenín Moreno, antiguo aliado suyo que cuando llegó al poder implementó políticas neoliberales que lo llevaron -junto con un deficiente manejo de la pandemia, según analistas- a contar actualmente con un escaso nivel de aceptación popular.

«Vamos a tener una cantidad de asambleístas sustancial que nos va a permitir una gobernabilidad adecuada», agregó, mostrándose confiado de que será el próximo presidente de Ecuador, aunque habló de «una potencial segunda vuelta», dado los resultados preliminares y el escrutinio parcial.

Más tajante había sido Correa desde Twitter al desnudar una vez más el clima de desconfianza que existe en Ecuador tras una campaña plagada de obstáculos y denuncias.

«El ‘conteo rápido’ del CNE (Consejo Nacional Electoral) nos da 31%. Todo saben que eso es mentira. En los mismos datos reales ya ingresados, estamos en alrededor del 38%. ¡A cuidar cada voto! El engaño es evidente», tuiteó el exmandatario.

Si finalmente Pérez llega al balotaje, Arauz deberá enfrentar a un militante ambientalista de 51 años que surgió públicamente con las protestas indigenistas de 2019 que pusieron en jaque al Gobierno de Moreno.

El dirigente se define como «próximo a una izquierda flexible» y militante del «comunitarismo», y consiguió la candidatura del partido Pachakutik, brazo político del movimiento indígena, tras un enfrentamiento con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la otra cabeza del movimiento popular mejor organizado y con mayor capacidad de movilización del país.

Anoche, tras conocerse los resultados de conteos rápidos e iban apareciendo las cifras del escrutinio, descartó cualquier empate con Lasso y se autoproclamó segundo en la disputa electoral, algo que también hizo el candidato de la derecha.

«Es un segundo lugar bien alejado del tercer lugar que está el señor Lasso», dijo el representante indigenista, citado por la agencia de noticias Sputnik.