Jornada clave en la que se define la libertad del marido de Carolina Piparo

La justicia Penal de La Plata convocó para este jueves al mediodía a una audiencia para definir si continúa detenido Juan Ignacio Buzali, el marido de la diputada provincial de Juntos por el Cambio Carolina Piparo, acusado de intentar matar a dos motociclistas a los que atropelló el 1 de enero último en La Plata al confundirlos con delincuentes.

Se trata de una audiencia oral convocada por la jueza de Garantías platense, Marcela Garmendia, pedida por el defensor Marcelo Peña, previa a resolver si acepta el pedido de prisión preventiva que elevó la fiscal María Eugenia Di Lorenzo.

En la audiencia prevista en el artículo 168bis del Código Procesal de la provincia de Buenos Aires, estarán presentes (vía telemática, no presencial) el procesado, su abogado defensor, la fiscal y los abogados que representan a los dos jóvenes que atropelló Buzali. Luego de la conferencia, la jueza tiene un plazo de cinco días para dictaminar. Esa resolución no es definitiva, ya que puede ser apelada ante la Cámara Penal de La Plata.

Esta semana, Piparo estuvo de gira mediática en canales de televisión de alcance nacional. En cada una de sus presentaciones repitió: “En este país nadie está preso por cuatro puntos de sutura”, en referencia a la lesión en la cabeza que sufrió Luis Lavalle (23), una de las víctimas.

Di Lorenzo solicitó la conversión de la detención de Buzali (47) en prisión preventiva por el delito de «homicidio en grado de tentativa».

A criterio de la fiscal, el dolo directo de la figura «homicidio en grado de tentativa» se configura con el conocimiento de la conducta de Buzali de causar la muerte de las víctimas.

La fiscal valoró la versión de los testigos directos del hecho y la prueba pericial que complica al acusado.

La persecución a velocidad elevada del marido de la legisladora hacia los motociclistas a los que atropelló también fue tomada como un indicio de desprecio por la vida de terceros.

Piparo denunció que fue asaltada por tres parejas de «motochorros» la madrugada del 1 de enero en la calle 47, entre 15 y 16, cuando Buzzali estacionó para dejar a su papá en su casa.

Según la legisladora y funcionaria municipal, cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L negro con techo blanco, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos delincuentes que los habían asaltado.

Pero más tarde lo perdieron y volvieron a cruzarse con otros motociclistas, a dos de los cuales embistieron. Buzali chocó por detrás a una de las motos en la que viajaban dos jóvenes a los que dejó tirados en el piso. El acusado permanece tras las rejas desde el 8 de enero por orden de la jueza Garmendia, quien rechazó tiempo atrás el pedido de excarcelación presentado por su defensa, lo que fue ratificado por la Cámara de Apelaciones de La Plata.