Rusia ratifica la eficacia de la Sputnik V contra la cepa británica

El Centro de Virología y Biotecnología Vector de Rusia confirmó este martes que las vacunas de ese país, incluida la Sputnik V, son eficaces contra la variante británica del coronavirus SARS-CoV-2 que está agravando la situación en varios países.

La información fue suministrada por la autoridad nacional de protección al consumidor Rospotrebnadzor.

El organismo ruso «confirmó la eficacia de las vacunas rusas contra la variante británica del coronavirus», comunicó la oficina de prensa, cuyo reporte fue reproducido por la agencia de noticias Sputnik.

La eficacia contra la mutación británica de las vacunas Sputnik V, del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, y EpiVacCorona, del Centro Vector, se demostró en un estudio comparativo especial.

«El efecto protector se demostró en las reacciones de neutralización con el uso del suero de las personas vacunadas con Sputnik V y EpiVacCorona y que han generado anticuerpos del virus SARS-CoV-2», precisó el informe.

Por otro lado, Rusia se declaró dispuesta a suministrar la Sputnik V a Alemania, incluso en la producción en su territorio, según declaró el ministro de Industria y Comercio, Denís Mánturov.

«Sin duda, estamos dispuestos a colaborar con nuestros socios alemanes tanto en los suministros como en la producción de la vacuna incluso en el territorio de Alemania», dijo Mánturov en rueda de prensa reproducida por la agencia de noticias Sputnik.

Recordó que hasta la fecha, casi 30 países, incluidos europeos, ya aprobaron el uso del inmunizante y varios Gobiernos comenzaron la vacunación con ese fármaco.

«Estamos abiertos a la colaboración industrial y dispuestos a cooperar para organizar la fabricación de la vacuna Sputnik V en el extranjero. Ya tenemos varios acuerdos de este tipo con Brasil, la India, Corea, China, Bielorrusia y Kazajistán», agregó.

El portavoz del Gobierno alemán Steffen Seibert expresó anoche que Alemania y otros países comunitarios podrán usar la Sputnik V en cuanto el fármaco sea autorizado por la agencia.

Sputnik V consta de dos componentes: el primero se basa en el adenovirus humano tipo 26, y el segundo, en el adenovirus humano recombinante tipo 5. El medicamento se administra en dos dosis, con un intervalo de 21 días.

A principios de febrero, la revista científica británica The Lancet publicó los resultados de la tercera fase del ensayo clínico de la vacuna rusa que confirmaron una seguridad y eficacia del 91,6%, informe que dio tranquilidad a los países que la están aplicando y que fue efusivamente celebrado por el Gobierno argentino debido a las dudas de la oposición.