Kicillof aguarda que Clarín se disculpe tras difundir mentiras sobre él y su familia

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, expresó que aguarda que el matutino porteño Clarín se «disculpe» luego que ayer difundiera en su portada «mentiras» en contra suya y de su familia, en referencia a los dichos de la escritora Beatriz Sarlo sobre un presunto ofrecimiento irregular para vacunarse.

«Me hubiera encantado que Clarín dedicara la tapa de hoy al nuevo récord de vacunados en la Provincia como dedicó la bochornosa tapa de ayer a ensuciar con mentiras a mi familia y a mí», escribió Kicillof en su cuenta oficial de Twitter.

El mandatario bonaerense remarcó que las autoridades del matutino porteño Clarín «están a tiempo de corregir y pedir disculpas».

El Gobernador acompañó su posteo con dos imágenes de las tapas del diario Clarín de este jueves y viernes 11 y 12 d emarzo.

«Sarlo dijo que la esposa de Kicillof le ofreció una vacunación VIP», fue el título principal del jueves 11 de marzo del diario Clarín; mientras que el viernes 12 el título más preponderante fue que «los alimentos volvieron a subir fuerte y llevaron la inflación de febrero a 3,6 por ciento», sin ninguna referencia a la explicación del Gobierno bonaerense sobre lo que la propia Sarlo dijo que fue una «desdichada metáfora» cuando habló de vacunación «por debajo de la mesa».

Este jueves, la provincia de Buenos Aires alcanzó un récord de vacunados al haber aplicado 58.179 dosis en un día en 564 centros de vacunación.

El Gobernador celebró este récord y posteó: «Hoy es un día de mucha emoción porque batimos un nuevo récord de vacunados en la provincia de Buenos Aires».

«No hay falsas noticias que puedan tapar lo que estamos logrando las y los bonaerenses», aseguró el mandatario bonaerense.

Kicillof aludió así de manera indirecta a la información falsa que dejó trascender la escritora Sarlo sobre un ofrecimiento «irregular» para vacunarse contra el coronavirus.

«Es una mentira grande como una casa, donde la que generó todo este lío, que es Sarlo, había usado mal la expresión», había dicho Kicillof en referencia a la figura «debajo de la mesa» utilizada por la ensayista.

Kicillof aclaró que sólo se invitó a la escritora a participar de una acción colectiva de concientización contra la campaña de desprestigio hacia la vacuna, acción que nunca llegó a ponerse en marcha.