Bianco: «Déjense de joder, no nos vamos a acostumbrar al lawfare, lo vamos a combatir»

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, afirmó que el oficialismo «combatirá al lawfare«, al cuestionar la decisión de la Cámara Federal porteña para que se siga investigando al gobernador Axel Kicillof en una denuncia por supuestos delitos cometidos durante su participación como representante del Estado en una asamblea del Grupo Clarín.

«Le digo al matutino porteño (Clarín) y a los jueces puestos por (Mauricio) Macri: déjense de joder. No nos vamos a acostumbrar al ‘lawfare’; vamos a combatirlo», planteó Bianco en una conferencia de prensa que brindó en la sede de la Gobernación, en La Plata.

Este lunes, la Cámara Federal porteña ordenó seguir investigando al gobernador bonaerense en una denuncia por supuestos delitos cometidos durante su participación como representante del Estado Nacional en una asamblea del Grupo Clarín en abril de 2013.

El tribunal de apelaciones dispuso también revocar el sobreseimiento con el que había sido beneficiado el ex titular de la Sindicatura General de la Nación (Sigen) en ese momento, Daniel Reposo.

Tanto Kicillof como Reposo habían sido sobreseídos por el entonces juez Rodolfo Canicoba Corral en julio pasado al entender que habían intervenido en aquella asamblea en defensa de los intereses del Estado Nacional y que sus conductas no habían constituido delito alguno, una resolución que fue apelada por los abogados del Grupo Clarín.

En ese sentido, Bianco relacionó esa decisión judicial con lo que considera una campaña en contra del operativo de vacunación contra el coronavirus que lleva adelante el Gobierno bonaerense.

«Hay que hacer un pequeño caminito y no remontarse mucho al pasado. Sólo con mirar lo que ocurrió la semana pasada, alcanza», planteó el jefe de Gabinete y analizó que, después de que la escritora Beatriz Sarlo afirmara que le habían ofrecido «ponerse la vacuna por debajo de la mesa, en sede judicial se desdijo, pero igual hubo un triste capítulo de persecución política».

«A los poquitos días, tras ser descartada esa operación política, sale una causa en la que el gobernador había sido querellado por el mismo matutino y había sido sobreseído, y una Cámara con jueces nombrados directamente por Macri, revive la causa», evaluó.

«Basta, chicos. Déjense de joder con la campaña de vacunación y déjense de joder con el lawfare«, subrayó el funcionario.

«Nos quieren acostumbrar a que el lawfare es algo legítimo y un instrumento de la política, pero no nos vamos acostumbrar, lo vamos a combatir. No vamos a ser víctimas de operaciones que ponen en riesgo la calidad democrática», finalizó.

En ese sentido, el propio Kicillof tuiteó: «¡Días de Lawfare al palo! La creatividad no se detiene si el objetivo es difamar. Ahora reabren una causa por mi intervención como representante del Estado en una asamblea del grupo Clarín en 2013. Por más causas que inventen no van a detener nuestro compromiso con el pueblo».

La resolución lleva la firma de los jueces Mariano Llorens, Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia quienes sostuvieron que aún faltaban elementos de prueba para poder determinar si tuvieron o no responsabilidad penal en los hechos investigados.

Llorens y Bertuzzi enfocaron su voto en el hecho de que, por esta causa, el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno había sido procesado en abril de 2018 por la supuesta perturbación de la asamblea –luego fue absuelto en juicio oral- y que no podía analizarse la conducta de este separado de los otros dos imputados.

La denuncia fue presentada el 26 de abril de 2013 por miembros del directorio del Grupo Clarín SA contra los funcionarios del Estado Nacional que concurrieron a esa Asamblea General Ordinaria anual de accionistas a los que se acusó de haber ingresado a la reunión con una comitiva de personas que no estaba autoriza.

El día de la Asamblea, 25 de abril de 2013, Kicillof y Reposo concurrieron junto al ex secretario de Comercio Guillermo Moreno como representantes de la Secretaría de Política Económica y Planificación del Desarrollo del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.