Sólo el 25% de personas menstruantes usa productos reutilizables, según Defensoría del Pueblo

Un cuarto de las personas menstruantes reconocen utilizar alternativas reutilizables y más del 40% no conoce el impacto al medio ambiente que ocasionan los productos que utilizan, según la Primera Encuesta sobre Gestión Menstrual realizada por la Defensoría del Pueblo bonaerense.

El estudio, realizado sobre unas dos mil personas, se basó en un cuestionario que buscó determinar el grado de conocimiento sobre productos descartables y reutilizables; el uso de los mismos; el conocimiento sobre la materia prima y el impacto al medioambiente de éstos, entre otros.

La encuesta reveló que sólo el 25% de las personas encuestadas reconocieron usar métodos reutilizables y que el 75% restante se inclina por los descartables, por lo que manifestaron desechar entre 4 o 5 productos al día, lo que equivale a unos 22 productos en los cinco días que dura aproximadamente el sangrado, y unos 286 productos por año (en un total de 13 ciclos).

Sin embargo, se ve un descenso en el uso de los productos descartables entre quienes tienen de 18 a 30 años, en donde el 30% se encuentra actualmente optando por alternativas sustentables.

Según la encuesta, mientras quienes eligen usar productos descartables priorizan «la facilidad» a la hora de usarlos y conseguirlos, motivos como ser más «ecológicos», «económicos» e «higiénicos» prevalecen entre quienes eligen utilizar los reutilizables.

Por otro lado, el informe mostró que las toallitas y los tampones son los productos más conocidos, en un 98 y 93,2% de los casos, respectivamente.

Más atrás aparecen las copas menstruales, con 83,1%. Sin embargo, todavía existe un nivel considerable de desconocimiento sobre otras alternativas sustentables, como los paños absorbentes lavables (40,4%), la ropa interior absorbente (23,1%) y las esponjas marinas (4,3%).

Además, este aspecto está marcado por la edad: mientras el 46,7% de las personas menstruantes desde los 18 años conocen los productos reutilizables, este número cae al 18,9% a partir de los 50 años.

El informe también muestra que hay un gran desconocimiento sobre la materia prima y el impacto al medioambiente de los productos utilizados.

El 68% reconoció saber «poco» o «nada» sobre los materiales con los que se fabrican los productos.

En esa línea, el 42% indicó conocer «poco» o «nada» sobre el impacto al medio ambiente que ocasionan los productos que utilizan

«Los productos descartables demoran unos 500 años en degradarse, son utilizados alrededor de 35 años de la vida de una persona menstruante y forman parte de los residuos no reciclables ni biodegradables altamente contaminantes para nuestro medioambiente, por lo que es necesario entender el impacto que tienen y evaluar alternativas amigables con el entorno», reconoció el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino.

El trabajo también mostró que el 91% de las personas encuestadas indicó estar de acuerdo con que se promueva el uso de productos reutilizables y el 85% sostuvo que se los debería incluir en la distribución gratuita de productos de gestión menstrual por parte del Estado.