Guzmán y el FMI coincidieron en que se dieron «pasos importantes»

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y las autoridades el Fondo Monetario Internacional (FMI) coincidieron en señalar que en las últimas jornadas se dieron “pasos importantes” para avanzar en un nuevo programa de financiamiento para la deuda de US$45.000 millones contraída durante el gobierno de Mauricio Macri, en 2018.

“Estamos dando pasos importantes hacia el objetivo de tener un programa que nos permita refinanciar los USD45.000 millones de deuda que tomó el gobierno de Juntos por el Cambio con el FMI, en el marco de un programa fallido que dejó consecuencias graves en la economía”, dijo Guzmán en su cuenta en la red social Twitter, tras la última reunión que mantuvo en Washington con directivos del organismo.

Del lado del FMI, en un comunicado de prensa emitido casi a la par de los mensajes de Guzmán en Twitter, Julie Kozack, subdirectora del Departamento Hemisferio Occidental del FMI, y Luis Cubeddu, jefe de la Misión Argentina, afirmaron que en las conversaciones desarrolladas entre el martes y el jueves en Washington, se avanzó en «la definición de algunos principios clave que podrían sustentar un programa económico de Argentina de corto y mediano plazo».

Casi a la par de la última reunión que mantuvieron Guzmán, Kozack y Cubeddu en la sede del organismo en Washington, el vocero del FMI, Gerry Rice, ratificó que el «estrecho diálogo continuará», en el marco de las negociaciones encaradas para alcanzar un acuerdo que permita reprogramar la deuda de 45.000 millones de dólares.

En la tradicional conferencia de prensa que brinda cada jueves por medio, Rice dijo que «nuestros equipos están trabajando juntos de manera constructiva para ayudar a fortalecer la estabilidad económica, proteger a los vulnerables y promover el crecimiento sostenible».

«Las discusiones técnicas están en curso mientras hablamos», dijo ante los periodistas, tras lo cual manifestó que desconoce cómo se desarrollará el calendario de discusiones hacia adelante.

Guzmán, a través de un hilo de mensajes en Twitter, dijo que “hemos estado trabajando de forma constructiva junto al equipo del FMI en construir entendimientos comunes sobre el funcionamiento de la economía argentina y los principios en los que es sano que se base la política macroeconómica”.

Guzmán cerró este jueves su visita a los Estados Unidos, con un nuevo encuentro que mantuvo esta mañana en Washington con Kozack y con Cubeddu, en la que estuvo acompañado por el director ejecutivo por el Cono Sur ante el FMI, Sergio Chodos, antes de emprender el regreso a la Argentina.

La agenda del ministro en Nueva York -a dónde arribó el jueves pasado- y en la capital estadounidense incluyó reuniones con la directora gerente del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, autoridades del Banco Mundial, fondos de inversión, académicos, think tanks, congresistas y funcionarios del Tesoro de los EEUU.

Guzmán dijo que los objetivos destinados a tener un programa que permita refinanciar la deuda con el FMI se deben basar en «una serie de principios», entre los que enumeró en primer lugar el establecimiento de un «esquema de políticas macroeconómicas debe ser sostenible y apuntalar la recuperación económica que está transitando el país».

«Esta definición marca un cambio radical respecto a la filosofía del programa SBA diseñado por Juntos por el Cambio, según el cual la inflación se combatía exclusivamente vía política monetaria contractiva. Resultado: aumento brutal del costo del crédito y aumento de la inflación”, agregó Guzmán.

«El tercer principio es que el crecimiento de las exportaciones con agregación de valor es condición necesaria para el crecimiento económico sostenido. Debemos abordar este desafío sobre la base de políticas de Estado», sostuvo el ministro.

Por último, señaló que «mejorar la capacidad de ahorro en activos en nuestra moneda es fundamental para financiar las inversiones para el desarrollo y resolver el problema del bimonetarismo. Por ello, hemos trabajado en recuperar el financiamiento local y desarrollar el mercado de capitales».