La justicia platense busca la fortuna de Maradona por el mundo

La Justicia Civil y Comercial de La Plata libró exhortos diplomáticos a varios países en búsqueda del patrimonio que podría haber quedado del fallecido astro del fútbol Diego Armando Maradona, con el objetivo de recabar información en el marco del expediente sucesorio que por ahora tiene cinco herederos.

Los exhortos diplomáticos fueron enviados a Venezuela, Bielorrusia, Cuba, Italia, Suiza y Emiratos Árabes, donde se sabe en algunos casos o al menos se sospecha de la existencia de activos a nombre del 10.

El pedido es dirigido a tener información sobre la existencia de cuentas en entidades bancarias, financieras, cajas de seguridad, títulos o bien cualquier activo que esté a nombre de Diego Armando Maradona en esos países.

Hasta el momento, parte de la fortuna que está para ya repartir entre los cinco herederos declarados son vehículos de alta gama y propiedades, pero las fuentes consultadas aseguran que la mayor parte de los activos está fuera de la Argentina.

El trámite de sucesión que lleva adelante la jueza civil y comercial de La Plata Luciana Tedesco del Rivero tiene por ahora a cinco hijos de Diego Maradona como los únicos herederos en la sucesión de sus bienes: se trata de Diego Junior, Dalma, Gianinna, Jana y Dieguito Fernando, conforme a la documentación que consta en el expediente.

La jueza dio por acreditado el nacimiento de cada uno de los hijos de Maradona producto de las distintas relaciones que tuvo el 10 con Cristiana Sinagra, Claudia Villafañe, Valeria Sabalain y Verónica Ojeda, respectivamente.

Si bien está hecha la declaratoria de herederos, la misma puede ampliarse en caso de presentarse alguien que dice ser hijo de Maradona que debería probarse y hay uno de los casos que está avanzando para comprobar la supuesta paternidad del astro del fútbol.

Por ahora, el expediente de sucesión está paralizado porque se ha objetado al administrador de los bienes designado en la causa, y el planteo está en la Cámara, sumado a que hay un pretenso heredero que se encara a realizar los estudios de ADN.