Malvinas: «El estaqueamiento no fue castigo disciplinario, fue tortura»

Hugo Robert, vicepresidente del Centro de Excombatientes de Malvinas de La Plata, afirmó que «el estaqueamiento de soldados no fue un castigo disciplinario, fue tortura», e instó a quienes fueron víctimas de esa práctica en la guerra del Atlántico Sur a denunciar las vejaciones.

«El estaqueamiento no fue castigo disciplinario, fue tortura, por eso deben animarse a contar, que los vamos a ayudar a que puedan contar los atropellos, las torturas», expresó Robert en un comunicado de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

A 39 años de la guerra de Malvinas, el Centro de La Plata recordó hoy a los caídos en ese conflicto bélico y lanzó una campaña para instar a los exsoldados que fueron torturados por sus superiores durante el conflicto bélico con Gran Bretaña para que se acerquen a denunciar esos hechos, que se investigan en la justicia federal de Río Grande, en Tierra del Fuego.

El homenaje se realizó en la Plaza Islas Malvinas de la ciudad de La Plata, donde al momento de la guerra se emplazaba el Regimiento 7 del Ejército.

«De este lugar salimos todos, pero no todos volvimos. Hoy estanos acá para homenajear a nuestros héroes caídos y recordarles a los exsoldados sobre esta campaña para instar a denunciar las torturas a las que fuimos sometidos por miembros de la fuerza armada», señaló Robert.

El veterano detalló que la causa que se tramita en Río Gallegos «procesó a cuatro militares y en abril se hará la indagatoria a seis más».

En el marco del homenaje, decenas de personas se tendieron en la vereda de la plaza, junto al monumento a los caídos, simulando el estaqueamiento sufrido por los soldados que combatían en las islas.

Por su parte, la directora general de la CPM, Sandra Raggio, aseguró que «la Guerra de Malvinas fue un hecho más aberrante de la dictadura, recordamos este hecho como inscripto en la dictadura, es una causa ligada a los derechos humanos».

Roberto Cipriano, secretario de la entidad, recordó que a los soldados «en lugar de cuidarlos, se les hacía pasar hambre, los estaqueaban, los enterraban con solo la cabeza fuera de la tierra, a esos soldados les deben justicia, la causa va lenta, por eso pedimos justicia por los soldados torturados en Malvinas».