Hospitales bonaerenses llaman a la responsabilidad

Unas 140 directoras y directores de hospitales públicos municipales y provinciales de la provincia de Buenos Aires llamaron «a la solidaridad y responsabilidad de la ciudadanía» para enfrentar esta segunda ola de la pandemia de coronavirus, porque si bien se «triplicó» la cantidad de camas UTI, «si los casos siguen aumentando, nada va a alcanzar».

Por otro lado, dirigentes de asociaciones gremiales que nuclean a trabajadores de la salud en la ciudad de Buenos Aires se mostraron «preocupados por el colapso», pidieron restricciones «más duras» a la circulación y advirtieron que las camas de terapia intensiva de las clínicas y sanatorios privadas están cubiertas entre un 95 a 100% mientras que los hospitales públicos tienen entre un 80 a 100% de ocupación en las camas UTI Covid-19.

«Vivimos en Argentina el peor momento de la pandemia», comienza diciendo el escrito que firman, entre otros, los titulares del hospital Paroissien de La Matanza, Maternidad Estela de Carlotto de Moreno y Evita Pueblo de Berazategui, en una solicitada publicada hoy en medios gráficos bonaerenses y firmada por 139 autoridades sanitarias de la provincia.

Es que «en los últimos 15 días la cantidad de personas que requirieron hisopados, hicieron consultas, o necesitaron internación se han multiplicado de una manera que no vimos en todo el año pasado».

«Sabemos que estamos mejor que en el 2020 para enfrentar la gestión de la pandemia. Tenemos la solución en marcha con el plan de vacunación (…) Se triplicaron la cantidad de camas de terapia intensiva, se incorporaron miles de trabajadores y, después de un comienzo con dificultades, recibimos todos los insumos para proteger a los equipos de salud», dijeron.

«Pero si los casos siguen subiendo nada va alcanzar. Vemos lo que pasa en la región y en el mundo, donde sistemas de salud más robustos están colapsando», agregaron.

Ante esta situación, apelaron a la «solidaridad y la responsabilidad»; al tiempo que enfatizaron que este «esfuerzo de toda la ciudadanía» es «el único reconocimiento que necesitamos hoy».

«Sabemos que las medidas de los gobiernos nacional, provincial y municipales son fundamentales para tratar de controlar el espacio público, pero no hay medida que funcione sin una ciudadanía solidaria y responsable que las cumpla ni controles que las garanticen», dijeron.

Por último, enfatizaron que las que vienen «son semanas claves que pueden salvar miles de vidas» porque «cada día que ganemos, la vacunación va a avanzar para proteger a quienes tienen mayor riesgo».

En tanto, un relevamiento realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y difundido este domingo, muestra que de 1.046 camas UTI correspondientes a 53 instituciones públicas y privadas de Capital Federal y Gran Buenos Aires, el 93% está ocupada y del total de personas internadas en estos servicios, el 57% son pacientes con Covid 19.

En las 22 instituciones públicas relevadas que poseen en total 395 camas, se observó una tasa de ocupación del 93%, de las cuales 57% correspondieron a pacientes COVID 19. A su vez, el 78% de estas personas estaban en ventilación mecánica.

En las 31 clínicas privadas relevadas que disponen de un total de 651 camas, la tasa de ocupación era del 94%, con 54% de pacientes con coronavirus de los cuales 79% recibía ventilación mecánica.

«La verdad es que la situación se está tornando muy dramática; no sé cómo va a ser esta semana porque las anteriores fueron espantosas con colas para el hisopado y récord de diagnósticos positivos», dijo a Télam Antonio Di Nanno, secretario gremial de la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP).

El médico auguró que en los días próximos se conocerán «las consecuencias de la irresponsabilidad de nuestra ciudadanía que no tiene la más mínima conciencia social», según las imágenes de Semana Santa y de la noche porteña.

«Tenemos una terapia colapsada porque el año pasado se esperaba el aluvión de Covid, pero durante el verano se relajó todo y ahora se juntan esos casos, con la demanda programada atrasada de los pacientes de otras patologías, y personas con las afecciones respiratorias comunes para la época», dijo.

Di Nanno se lamentó de la «falta de previsión» que esta situación evidencia y del «terrorismo sanitario» tanto «de la pseudo oposición política» como de «descerebrados que siguen negando que la pandemia existe».

Por su parte, el coordinador de la Agrupación Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires de ATE, Héctor Ortiz explicó que «el Ramos, Pirovano y Durand ya no tienen camas para Covid de terapia intensiva» mientras que «el Piñero, el Muñiz y el Fernández están muy complicados» sin llegar al lleno total.

«Estamos preocupados por el colapso y disiento con el discurso del jefe de Gobierno porteño, que dice que hay un 40% de ocupación. A la sociedad hay que decirle la verdad, no para generar espanto sino para crear conciencia», dijo.