Buscan material genético de SARS CoV-2 en aguas residuales bonaerenses

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) junto con la Autoridad del Agua (ADA), el Organismo Provincial de Integración Social y Urbana (Opisu) y el Laboratorio de Virus Emergentes de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) trabajan en la detección de material genético del virus SARS CoV-2 en aguas residuales evaluando su circulación a nivel poblacional.

Un comunicado difundido señaló que a partir del estudio de líquidos cloacales se ayuda a identificar posibles brotes de la enfermedad y se indicó que «utilizada en más de 50 países de todo el mundo, esta metodología es una herramienta más de la provincia para su vigilancia epidemiológica».

Si bien esta metodología no permite determinar con exactitud el número de infectados, es útil para advertir en tiempo real en qué lugares circula el virus, conocer su dinámica y evaluar su presencia en barrios, comunidades o ciudades.

Así, se destacó que desde el inicio de la pandemia se analizaron más de 200 muestras en más de 10 barrios populares del conurbano de la Provincia. Toda la información generada es aportada al Ministerio de Salud provincial.

El OPDS junto con la UNQ forman parte de la unidad coronavirus del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT) junto con más de 10 laboratorios distribuidos en distintos puntos del país dedicados a la detección del virus en aguas residuales.

En marzo el OPDS junto a la cartera de Tecnología, el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense y ADA firmaron un convenio marco de cooperación con foco en el tratamiento de aguas residuales y detección del virus de la Covid-19.