Proyecto sobre alimentación saludable y cambio climático

El bloque de senadores bonaerenses del Frente de Todos presentó un proyecto de ley que busca desarrollar políticas públicas sostenibles que «garanticen el acceso y la producción local de alimentos saludables a precios justos», la promoción de mecanismos «que den respuesta a la emergencia climática» y «la elaboración de estrategias que fomenten el arraigo».

Se trata de la “Declaración sobre la Alimentación, el Clima y el Arraigo”, un proyecto de que surge «ante la necesidad urgente e imperiosa de avanzar en pos de la justicia ambiental y ecológica que le haga frente a la crisis del Covid-19 y a la situación alimentaria del país, la región y el mundo».

En el marco del Día de la Tierra y en paralelo a la Cumbre de Líderes sobre el Clima que se desarrolla este jueves y viernes, el bloque de senadores provinciales presentó esta iniciativa que impulsa la adhesión y compromiso de la provincia de Buenos Aires y los gobiernos locales a la Declaración sobre la Alimentación, el Clima y el Arraigo.

Según el proyecto, la declaración «busca ser una guía de acción para crear consensos y alianzas entre autoridades locales, provinciales y el gobierno nacional».

El objetivo es el de “abordar un desafío local y contribuir a la situación global para que las actuales y futuras generaciones de dirigentes y responsables renueven sus compromisos de desarrollar políticas de alimentación sostenible, garantizar el acceso al alimento, promover mecanismos de acción conjunta y exhortar al gobierno nacional que sitúe la alimentación y la agricultura en el centro de la respuesta a la emergencia climática”.

El autor del proyecto, Francisco “Paco” Durañona, explicó que se “pretende desarrollar mejores oportunidades de cooperación e intercambio entre los gobiernos locales sobre las políticas de alimentación sostenible, con producción local y de manera saludable, que permitan garantizar la soberanía y la seguridad alimentaria”.

Asimismo, apunta a dar una solución frente a la crisis producto de la pandemia de coronavirus y la “fragilidad de nuestro sistema alimentario, como también las grandes vulnerabilidades de la población urbana y rural y la urgente necesidad de adaptación, preparación y recuperación de los territorios ante los impactos”.

El legislador aclaró que con el compromiso de los municipios se podrá “identificar puntos de intervención eficaces para acelerar la acción climática”, generando el fortalecimiento en otras acciones como «el desarrollo de la agroecología, la preservación de la diversidad biológica, la regeneración y la resiliencia de los ecosistemas, el fomento de la economía circular, la equidad», entre otros puntos.

Durañona explicó que la adhesión conjunta a la “Declaración sobre la Alimentación, el Clima y el Arraigo”, resulta “trascendental” y aclaró que “sin la base normativa correspondiente a nivel nacional, provincial y local, que asegure los presupuestos mínimos, el impacto de estas alianzas y políticas será limitado”.