Bélgica baja a 41 años el piso de edad para administrar la vacuna de AstraZeneca

Bélgica anunció este sábado el inicio de la vacunación de adultos con el fármaco de Johnson & Johnson y la rebaja a 41 años del piso de edad para recibir el inmunizante de AstraZeneca contra el coronavirus, tras hacerse eco de las recientes conclusiones de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

La vacuna de AstraZeneca se administrará a personas de 41 años y más, cuando antes estaba reservada para mayores de 56, después de que la EMA indicara que los efectos adversos «muy inusuales» se producen principalmente en jóvenes.

Concretamente, el ente regulador indicó que los beneficios del fármaco del laboratorio anglo-sueco aumentan de acuerdo a la edad del paciente, pero que siempre superan los riesgos.

La formación de coágulos sanguíneos con el inyectable desarrollado junto a la universidad de Oxford «solo se produce en casos muy raros y principalmente en jóvenes», por lo que a partir de 41 años las ventajas son todavía más altas que los riesgos, recordaron.

La EMA realizó un nuevo estudio sobre esa vacuna a pedido de la Comisión Europea, tras las preocupaciones de varios países europeos que decidieron limitar su uso a las personas mayores de 60 o 65 años a raíz de la detección de casos de coágulos sanguíneos en inmunizados más jóvenes.

La EMA anunció recientemente que había que registrar ese problema como efecto secundario «muy raro» en ambas vacunas, lo mismo que indicó la OMS.

Respecto al inmunizante monodosis de Johnson & Johnson, del que Bélgica ya dispone de 36.000 dosis, la vacunación comenzará «lo antes posible», informó la agencia de noticias AFP.

En total, 1,4 millones de dosis de este fármaco deben distribuirse a este país para junio.

Algunos hospitales belgas están saturados, por lo que el jefe de los servicios médicos de Emergencia, Marcel van der Auwera, solicitó a Alemania que reciba a una parte de sus enfermos de coronavirus, consignó la agencia de noticias Europa Press.

La crisis de mortalidad de la pandemia alcanzó un punto álgido en las últimas semanas en Bélgica.

Durante los últimos 14 días se registraron en este país casi 450 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, de acuerdo con cifras oficiales.

Si bien esto representa un ligero retroceso en comparación con las semanas anteriores, al mismo tiempo aumentó la cifra de casos mortales de manera leve, a un promedio de 40 por día.