Los contagios en la última jornada fueron 18.793

Otras 443 personas murieron y 18.793 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, contexto en el que el presidente Alberto Fernández afirmó que el Estado no puede «darse el lujo» de no atender a los ciudadanos durante la pandemia por falta de camas en el sistema de salud.

Según la cartera sanitaria, con los decesos e infectados reportados en la última jornada suman 62.087 las muertes y 2.879.677 los contagios desde el inicio de la pandemia.

El Ministerio de Salud indicó que son 5.036 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 67,7% en el país y del 76,2% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación actualizado a las 18, el total de inoculados asciende a 7.334.765, de los cuales 6.457.095 recibieron una dosis y 877.670 las dos, mientras que las vacunas distribuidas a las jurisdicciones llegan a 8.701.508 .

De los 2.879.677 contagiados, el 88,27% (2.542.004) recibió el alta y 275.586 son casos confirmados activos.

El reporte consignó que murieron 242 hombres y 199 mujeres, mientras que dos personas de la provincia de Buenos Aires fueron registradas sin dato de sexo.

En este contexto, el presidente Alberto Fernández afirmó que el Estado no puede «darse el lujo» de no atender a los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus por falta de camas en el sistema de salud, y pidió a la oposición priorizar la «vida» y la «salud» de los argentinos en el marco de la emergencia sanitaria.

Fernández sostuvo que el Estado no puede «darse el lujo de decirle a un argentino ‘no te podemos atender'» porque no hay camas, ni tampoco exigir tanto a «médicos, terapistas, enfermeros y camilleros» que atienden a los pacientes de Covid-19.

El Presidente planteó que son tiempos «muy difíciles que no se resuelven haciendo política en este contexto» y volvió a convocar a los dirigentes opositores a priorizar la «vida» y la «salud» de los argentinos.