Gremio docente ratificó reclamo de “urgente” suspensión de clases presenciales

Ante el agravamiento de la situación epidemiológica y sanitaria que se está viviendo en todas las localidades a lo largo y lo ancho de la provincia de Buenos Aires, la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (Udocba) reclamó nuevamente la suspensión de clases presenciales en todos los distritos como “condición indispensable para frenar la propagación del virus”.

“Urge que el Comité de Crisis del Ministerio de Salud de la provincia tome cartas en el asunto” señalaron desde el gremio provincial que conduce el docente y dirigente Miguel Ángel Díaz.

“Se observa el faltante de camas en las Unidades de Terapia Intensiva no sólo de los distritos en Fase 2, sino también en aquellos que han sido categorizados como 3 y 4, que no poseen las condiciones mínimas para hacer frente a la creciente demanda sanitaria, ni siquiera en distritos vecinos”, resaltaron desde el gremio mediante un comunicado.

También hicieron énfasis en que desde Udocba están “relevando la realidad que transitan las escuelas, con multiplicidad de grupos, alumnos/as y docentes aislados/s y seguimos sosteniendo que este simulacro de presencialidad no conduce a la continuidad pedagógica sino por el contrario resulta en una profundización de la pandemia”.

“El Comité de Crisis del Ministerio de Salud debe actuar con mayor celeridad para prevenir el colapso sanitario” ya que es necesario “que realice una proyección que permita planificar y tomar las medidas necesarias en el marco de este estado de emergencia causado por la pandemia de Covid”.

El cierre del comunicado sostiene que “es imperioso que se dejen de tomar riesgos innecesarios y que se priorice la salud de la comunidad en su conjunto” porque “la vida está primero”.