Facultad de Ingeniería platense avala construcción del Canal de Magdalena

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata manifestó su aval a la construcción del Canal de Magdalena, debido a que permitirá mejorar las condiciones de seguridad de la navegación por el Río de la Plata. Lo hizo luego de conocer un documento elaborado por el Instituto Malvinas de la Universidad Nacional de La Plata.

El Instituto explicitará esta posición en una audiencia que se llevará a cabo el viernes, organizada por el Ministerio de Transporte de la Nación.

La Facultad platense, en un comunicado, anunció la participación de la entidad en la audiencia, en la que manifestará el aval a la obra debido a que canal permitirá fortalecer la soberanía nacional al posibilitar la integración de los territorios continentales, fluviales, costeros, marítimos y submarinos.

Además, generará fuentes de trabajo genuino e incrementará el comercio interior y exterior.

El documento elaborado, además de expresar su apoyo a la construcción del Canal Magdalena, analiza el alto impacto económico para la Argentina ya que facilita y economiza los costos y los tiempos de transporte de cargas a través de buques que se dirigen o proceden de los puertos de la Cuenca del Plata.

Para la elaboración del informe trabajaron de manera conjunta miembros del Instituto e ingenieros del Departamento de Hidráulica.

«El proyecto abre la puerta a múltiples procesos y convenios sociales y económicos, a la producción de fuentes de trabajo genuino, al incremento del comercio interior y exterior – fortalecido por el abaratamiento y potenciación del transporte de mercaderías-, a la definitiva integración de los territorios continentales, fluviales, costeros, marítimos, submarinos, con lógicas de conectividad concretas, y sentido soberano», sostienen en el texto.

El informe destaca que «uno de los impactos favorables de esta alternativa es que la navegación con cercanía inmediata a los puertos de La Plata, Dock Sud y Buenos Aires, resultará en una potente tracción al desarrollo de estos puertos y de otros emprendimientos, como por ejemplo, puertos deportivos, servicios náuticos, turismo, industria naval y demás actividades asociadas a la navegación comercial, de logística y de practicaje».

La construcción y puesta en marcha del Canal Magdalena permitirá establecer una continuidad fluvio-marítima a través de sus propias aguas, favoreciendo la autonomía en la salida al Atlántico Sur, a la vez de otras ventajas técnicas, como la referida a la dirección de su traza que, al acompañar la dirección de las corrientes y el transporte de los sedimentos, requiere menor mantenimiento.