«La Corte se prestó al juego de Larreta»

El ministro de Justicia, Martín Soria, cuestionó el fallo de la Corte Suprema de Justicia respecto de la presencialidad en las clases al indicar que se trata de una decisión «política» por la cual el máximo tribunal «se prestó al juego» del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y que «pretende vaciar de poder al Gobierno nacional».

«No caben dudas de que estamos ante una declaración política del máximo tribunal, que tomó intervención sobre un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que venció el viernes pasado; lo hace el martes virtualmente, mandando a los chicos y docentes a las escuelas, con esa presencialidad que ni siquiera ellos se autoimponen al firmar un fallo», sostuvo Soria sobre la resolución de la Corte favorable a la Ciudad de Buenos Aires por las clases presenciales.

En declaraciones al canal C5N y la radio FutuRock, el funcionario puntualizó que «desde el punto de vista jurídico» el fallo «no merece el menor análisis porque tampoco contiene fundamentos jurídicos».

«Los jueces y fiscales pueden tener una ideología política y votar a un presidente, lo que no pueden hacer es emitir fallos o sentencias para favorecer a un candidato a presidente», enfatizó Soria.

La Corte Suprema de Justicia falló este martes a favor del gobierno porteño al avalar su «autonomía» en la demanda contra el DNU 241/2021 que, como una de las medidas sanitarias para mitigar la propagación de la segunda ola de coronavirus, determinó la suspensión de clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Soria evaluó que, en la provincia de Buenos Aires, «se cumplió con la medida sanitaria y hay una merma interesante en la cantidad de contagios».

«Entiendo que es un fallo netamente político y, en vez de haber declarado abstracta la cuestión, decidieron prestarse al juego político de Rodríguez Larreta», subrayó el funcionario.

Para Soria, con esa posición se «intenta vaciar de poder al Gobierno nacional para disponer medidas sanitarias en el pico de la segunda ola», aseguró el titular de la cartera de Justicia.

El titular de la cartera de Justicia tildó el accionar de la Corte Suprema de «show mediático y político» y lo equiparó a las prácticas que atribuyó al expresidente Mauricio Macri, a quien acusó de haber montado durante su mandato un «circo mediático» y una «persecución judicial desde el poder político».

«Y lo siguen haciendo desde la oposición, y así les va a ir», añadió.

Al ser consultado respecto de si el fallo de la Corte implicaba un «golpe blando», indicó que «una primera lectura que uno puede hacer es esa».

«Un golpe blando es cuando el Poder Judicial o Legislativo intentan generar un acto de poder de tal magnitud que el Gobierno de turno se queda sin margen de maniobra», interpretó.

Sobre si el Gobierno seguirá impulsando cambios en el Poder Judicial, sostuvo que, «como dijo el Presidente, vamos a seguir impulsando todas las reformas y leyes que sean necesarias para que el Poder Judicial recupere el prestigio que perdió en los últimos cuatro años», en referencia a la gestión de Cambiemos.

Al opinar sobre la decisión adoptada ayer por la mayoría de las provincias en el Consejo Federal de Educación en relación a avalar el DNU que suspende la presencialidad en las clases, Soria dijo que espera que desde el Gobierno porteño «dejen de pensar en las elecciones en medio de la pandemia» porque «están jugando con las vidas de las personas y esto es lo más reprochable».

Soria insistió en la característica «política» del fallo del máximo tribunal al sostener que «el año pasado, el 20 de marzo también un DNU suspendió las clases y un año más tarde la Corte descubre que esto era inconstitucional».

«Cada uno tendrá que hacerse cargo de qué cosas estaban llamados a hacer y no hicieron. Algunos siguen sin darse cuenta de lo que está pasando», concluyó.