Más de 30 muertos en escalada de ataques desde y contra Gaza

Un renovado y mayor intercambio de ataques israelíes y cohetes palestinos encendió alarmas en Israel y la ocupada Franja de Gaza en una nueva noche de violencia que amenaza con aumentar el número de muertos y heridos, y profundizar la escalada militar.

En total, medios palestinos informaron que el Ministerio de Salud en Gaza registró 30 muertos desde el lunes por los bombardeos israelíes, mientras que la cifra de víctimas fatales en Israel por los cohetes lanzados desde ese pequeño territorio palestinos oscilaba entre tres y cinco, ya que nuevos fallecidos surgieron en la ciudad de Lod, según informó el diario Haaretz.

Tanto el Ejército israelí como el movimiento islamista palestino que controla el interior de Gaza, Hamas, anunciaron nuevos bombardeos en la noche del martes al miércoles, y medios israelíes informaron que las sirenas de precaución por posibles ataques ya sonaron en varias ciudades del sur del país y del centro, como Tel Aviv y sus suburbios.

Según informó Hamas, lanzó 100 cohetes contra la zona de Tel Aviv en represalia por los bombardeos de la noche anterior contra Gaza.

En paralelo, una serie de protestas estallaron en las principales ciudades de mayoría palestina o con importante población palestina en Israel, y en una de ellas, Lod, donde un palestino ciudadano israelí falleció por disparos de un colono judío, se declaró el estado de emergencia en un intento por frenar las manifestaciones.

El gobierno israelí trasladó tropas del territorio ocupado palestino de Cisjordania a Lod, poco después de que el primer ministro Benjamin Netanyahu prometiera aumentar los ataques contra el otro territorio palestino ocupado, Gaza.

«Desde ayer (lunes) el ejército llevó a cabo centenares de ataques contra Hamás y la Yihad Islámica en Gaza (…) y vamos a intensificar aún más la fuerza de nuestros ataques», anunció el jefe de Gobierno, en un mensaje de vídeo y advirtió que el movimiento islamista palestino que controla Gaza, Hamas, «será golpeado de una manera que no se espera».

El martes, primero dos mujeres israelíes murieron cuando cohetes lanzados desde Gaza cayeron en una zona residencial de la ciudad costera de Ashkelon, informó el servicio de socorristas de Israel. Más de 60 israelíes resultaron heridos en otros ataques similares.

Horas después, la Policía israelí informó que una tercera mujer falleció en la localidad de Rishon Letzion, cerca de Tel Aviv, por el impacto de otro cohete lanzado desde la Franja de Gaza, según la agencia de noticias AFP.

Ya con la muerte de las dos primeras mujeres, Netanyahu, había prometido que iba a «incrementar tanto la fuerza como el ritmo de los ataques» contra Gaza y la respuesta de Hamas no se hizo esperar.

«Si Israel quiere una escalada, estamos preparados y si quiere detenerse también estamos listos», amenazó el líder del movimiento islamista en Gaza, Ismael Haniyeh, y exigió que las fuerzas israelíes se retiren de la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén, sede de dos importantes mezquitas para el mundo islámico y el epicentro en los últimos días de la escalada de represión y enfrentamientos entre israelíes y palestinos.

Pero la violencia no se limita ni siquiera a Gaza, Jerusalén o Lod.

El Ministerio de Salud del Gobierno palestino en la ocupada Cisjordania informó hoy que un palestino murió y otro resultó herido por disparos de soldados israelíes cerca de la ciudad de Naplusa.