Más apoyo para Argentina por la deuda externa

El presidente Alberto Fernández recibió el apoyo del primer ministro de Italia, Mario Draghi, en cuanto al pedido de Argentina al Fondo Monetario Internacional para que tenga en cuenta el contexto de pandemia y acceda a refinanciar la deuda que el país mantiene con ese organismo multilateral de crédito.

La reunión con Draghi en el Palacio Chigi de la ciudad de Roma «fue más política» que la que mantuvo durante la mañana con el papa Francisco en el Vaticano, apuntaron voceros oficiales, que señalaron que la agenda del encuentro incluyó «los mismos temas» que estuvieron presentes en las bilaterales con los mandatarios de Portugal, España y Francia.

Así como Draghi respaldó el pedido del jefe de Estado argentino ante sus acreedores del FMI, también lo hicieron los mandatarios del resto de los países europeos que estuvieron incluidos en la gira.

La gira del Presidente buscó que los líderes europeos con peso en el FMI conozcan de parte de él y de sus colaboradores que forman parte de la comitiva cuál es la situación de Argentina en el marco de la pandemia, pero también de una deuda social heredada a la que tiene que enfrentar y que fue profundizada por la crisis que generaron los esfuerzos que el país tuvo que hacer para enfrentarla, para mitigar sus efectos y encarar un plan para conseguir vacunas e inocular a la población.

Se suma a este panorama el hecho de que la deuda que mantiene el país con el organismo internacional no fue tomada por su Gobierno, sino por el anterior de Mauricio Macri.

Con esta realidad presente en cada encuentro que mantuvo y la premisa de que «no puede» cumplir con los pagos tal como están dispuestos en cuanto a montos y a plazos porque eso implicaría «pagar en base al sufrimiento de los argentinos», el Presidente cosechó los apoyos de todos los líderes europeos con los que se reunió.

Draghi incluso se mostró de acuerdo con Fernández sobre la propuesta de bajar el interés, que es «un objeto de discusión» con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la anulación de la sobretasa del dos por ciento que el Fondo le cobra a los países con deudas que exceden el monto de la cuota que abona a ese organismo.

Además, el primer ministro le recomendó al Presidente que esos temas sean presentados por la Argentina en la próxima reunión del G-20, en octubre.

En esa línea, Draghi le sugirió al mandatario argentino proponer en el marco del G-20 una «coordinación mundial» en materia sanitaria, punto en el que coincidió Fernández al considerar que la pandemia por coronavirus «es una gran lección» que marca la importancia de la salud pública y la necesidad de contar con «una red que atienda adecuadamente» a la gente, apuntaron las fuentes.

En el encuentro también estuvo presente la posibilidad de que Argentina consiga el denominado «tiempo puente» para no tener que abonar el 31 de este mes 2.400 millones de dólares al Club de París mientras discute la renegociación con el FMI.

El Presidente ve como un «deja vú» esa negociación, al recordar las que hizo como jefe de Gabinete del ex presidente Néstor Kirchner, cuando el país estuvo en default con un «FMI ortodoxo» en aquellos tiempos y logró un stand-by a tres años, que se canceló un año antes.

Fernández consideró a Draghi una persona con «laureles suficientes» para hablar de la deuda, de acuerdo a sus antecedentes como presidente del Banco Central Europeo desde 2011 hasta 2019.

Con el primer ministro «se planteó lo deseado» por Fernández, añadieron los voceros, que agregaron se trató de la primera reunión personal con Draghi, lo que seguramente continuará con un «vínculo» como el que ya tiene con el portugués António Costa, el español Pedro Sánchez y el francés Emanuel Macron, los otros líderes europeos que visitó en la gira.

El mandatario argentino fue recibido en el Palacio Chigi con la entonación de parte del himno italiano y honores de bandas militares y de carabineros.

Participaron también el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y los secretarios generales de la Presidencia, y de Asuntos Estratégicos, Julio Vitobello y Gustavo Beliz.

Antes de ese encuentro, Fernández se reunió en el Palacio del Quirinale con el presidente de Italia, Sergio Mattarella, quien ofreció un almuerzo en honor a la comitiva argentina.

Participaron la primera dama Fabiola Yañez; Solá, Vitobello, Beliz, y el secretario de Comunicación y Prensa Juan Pablo Biondi, y de Culto Guillermo Oliveri; además del embajador en Italia, Roberto Carlés.

La gira presidencial por Europa incluyó reuniones con los mandatarios de Portugal, España, Francia y el Vaticano.

En el Vaticano transcurrió esta mañana, apenas llegado a Italia, la agenda del Presidente, que se reunión con el papa Francisco.

Este viernes 14 de mayo, Fernández se reunirá en Roma con la búlgara Kristalina Georgieva, titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), en lo que será el primer encuentro presencial entre ambos.

Se trata de una reunión con horario aún a determinar y que tendrá como objetivo el mismo lineamiento planteado a los líderes europeos que visitó el Presidente, la situación argentina y la certeza de que el país no puede pagar en base «al sufrimiento de los argentinos» que más necesitan de la ayuda del Estado, y en ese sentido, su disposición a renegociar los plazos para el pago de la deuda con ese organismo multilateral de crédito.

El mismo viernes, a las 23:00 hora local (18:00 de la Argentina), la delegación argentina partirá desde el aeropuerto Aeropuerto Internacional Leonardo da Vinci, de Fiumicino, Roma, hacia Buenos Aires.