Quimsa y San Lorenzo definen el campeón de la Liga Nacional de Básquetbol

(PH: www.laliganacional.com.ar)

Quimsa de Santiago del Estero, el mejor de la Fase Regular, y San Lorenzo de Almagro, actual tetracampeón de la Liga Nacional de Básquet (LNB) y segundo en la Regular, definirán este sábado en el estadio de Obras al campeón de esta edición, en una serie igualada en dos.

El partido se jugará a las 11 en el Templo del Rock de Núñez, a puertas cerradas por la pandemia del coronavirus y con transmisión de TyC Sports.

Quimsa, que se había impuesto en los dos choques de Fase Regular y en el primero, reaccionó a tiempo y con la reaparición de su figura, Mauro Cosolito en la posición de alero, sacó boleto al quinto juego tras el 90 a 83 del jueves por la tarde en el cuarto encuentro.

San Lorenzo se impuso en los juegos 2 y 3, y un nivel superlativo en la tercera final con un triunfo aplastante por 89 a 66, con un liderazgo clave del base Nicolás Aguirre (14 puntos) y el aporte de José Vildoza (22) y Nicolás Romano (19) en el perímetro.

Las claves parecen estar en la defensa de San Lorenzo sobre Quimsa, al que solamente dejó en menos de 75 puntos en las dos ocasiones que lo derrotó, y en el control por parte de los santiagueños de José Vildoza y Nicolás Aguirre. En ofensiva ambos presentan variantes tanto en el perímetro como en la pintura.

«El equipo me necesitaba y merecía que yo esté. Venimos haciendo un esfuerzo gigante. Yo me sentía listo y quería poner a Sebastián (González) en un problema, y creo que lo hice. Sentía que tenía que darle una mano al equipo en la personalidad, y hoy volvimos al dominio mental”, afirmó Cosolito en la conferencia de prensa tras el último partido.

“Por ahí en los otros dos partidos ellos hablaban más. El Penka (Aguirre) se hizo dueño de las cosas. Y el equipo necesita que yo haga eso para nosotros. Admiro mucho lo del Penka, con cómo lleva los partidos, cómo habla. Compartí equipo con gente de mucho carácter», elogió el alero con pasado en el ascenso.

Del lado de San Lorenzo el que se expresó fue el pivote Roberto Acuña en un vivo de Instagram con la Asociación de Clubes y reflexionó: «Había que ceder algunos tiros quizás. Sabemos que el juego pasa mucho por Penka (Aguirre) y Pepe (Vildoza), pero a medida que fue pasando la Liga supimos que también otros jugadores lo pueden hacer».

«Ofensivamente, cuando el equipo corre y las cosas salen bien, se abre la cancha para todos», analizó el ex de Ciclista Juninense.

«Queremos ganar, sabemos que ellos viven mucho del ataque rápido. En el tercer cuarto pudieron hacer ocho, nueve puntos de contraataque y por ahí fallamos un poco», cerró.