Vuelve Lupin, el ladrón simpático

El francés Omar Sy, protagonista de la exitosa serie de suspenso «Lupin», centrada en el hijo de un inmigrante senegalés que decide vengarse de una injusticia contra su padre utilizando sus habilidades como ladrón y maestro del disfraz, consideró que la segunda entrega de la primera temporada que llegará este viernes a Netflix es «más interesante, más tensa y más peligrosa».

«Esta es una historia que habla de un tipo normal que pelea contra el establishment, y ese es un mensaje con el que creo que la gente se puede sentir identificada actualmente, quiere verlo luchar contra el sistema y ganar», dijo Sy en relación a los cinco capítulos que completarán la primera mitad estrenada en enero pasado.

En «Lupin», el actor -que saltó a la fama por su genial actuación en la cinta «Amigos intocables» (2011) y luego participó en «Jurassic World: Mundo Jurásico» (2015)- interpreta a Assane Diop, un hombre que en su adolescencia vio cómo su padre, Babakar (Fargass Assandé), se quitó la vida en una cárcel luego de ser acusado por su empleador, el multimillonario Hubert Pellegrini (Hervé Pierre), de haberle robado un preciado collar de diamantes.

Veinticinco años después, Assane descubre que todo era una farsa: su padre no había sido otra cosa que una víctima del poder y la avaricia de Pellegrini, representante de las clases más pudientes de su país, por lo que decide poner en marcha un complicado y por momentos misterioso operativo para desenmascararlo y exponer sus crímenes.

Así, e inspirado en uno de los libros que le había regalado Babakar sobre Arsenio Lupin, el creativo ladrón de guante blanco creado en la vida real por el escritor francés Maurice Leblanc, el protagonista comienza a tejer una serie de engaños y redes de contactos que lo ayudarán a avanzar hacia su objetivo.

Sin embargo, su carisma y sus eficaces trucos no sólo involucran cada vez a más personajes inesperados, a veces con tristes resultados, sino que lentamente atraen el interés de Youssef Guedira (Soufiane Guerrab), un detective de la Policía parisina que, también gracias a su afición por las novelas de Lupin, comienza a fijarse en Diop como el responsable de las sospechosas maniobras que rodean a Pellegrini.

«En la primera parte Assane era más bien un maestro del juego, todos estaban jugando con sus reglas y él siempre estaba un paso adelante, pero ahora todo es diferente. Ahora ya no es un juego, las reglas son otras y su familia está involucrada, así que ya no es una cuestión tan mental, sino más bien emocional», comentó Sy sobre el desarrollo de esta segunda parte, en la que tanto la ex pareja del protagonista, Claire (Ludivine Sagnier), como su hijo, Raoul (Etan Simon), se verán comprometidos en la trama.

En ese sentido, agregó que las y los seguidores verán que su personaje «va a reaccionar más que actuar, y lo va a hacer de formas diferentes», lo que permitirá «ver una nueva faceta suya».

«Lupin es un ladrón, un caballero y un representante de las minorías, no es nadie y también puede ser todos, por eso me encanta, y es un verdadero héroe», resumió.

Deja un comentario