Cómo es la moratoria bonaerense para pymes por infracciones laborales

El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dispuso la puesta en marcha de un régimen de regularización de deudas por infracciones laborales y de seguridad e higiene, con quitas de hasta el 100%, dirigido a pequeñas y medianas empresas y aquellas cuya actividad haya sido afectada por la pandemia de coronavirus.

La iniciativa, oficializada este viernes mediante la Resolución 75 del Boletín Oficial del distrito, comprende todos los montos exigibles originados en multas impuestas por resolución dictada hasta el 31 de diciembre de 2020, en cualquier estado de cobro administrativo o judicial, salvo que exista sentencia de apremio firme.

Desde el Ministerio de Trabajo se precisó que la inscripción, que comienza el martes 22 de junio y concluye el 31 de agosto, se realiza a través del portal www.gba.gov.ar/trabajo

A la vez, se explicó que, motivada por el contexto social, económico y sanitario, la iniciativa apunta a impulsar la reactivación económica y el mantenimiento y crecimiento de las fuentes de empleo de las y los bonaerenses.

Al respecto, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec sostuvo que «esto se enmarca en el paquete de medidas que instruyó el gobernador, Axel Kicillof, para las empresas afectadas por la pandemia».

«Reglamentamos la operatoria de la moratoria para deudas originadas en multas que le permitirá a las empresas sanear su situación con la Provincia pero también su perfil crediticio», indicó.

Se destacó desde el organismo que, en aquellos casos de empresas afectadas por la pandemia, la bonificación llega al 100%.

En ese marco, se explicó que durante el 2020 se labraron 58.131 multas que representan un capital adeudado de $1.268.113.915, que sumado a los intereses, la deuda con el Estado provincial asciende a más de $4.175.879.521.

La moratoria 2021 ofrece bonificación de intereses con descuentos del 50% al 100%, posibilidad de pago al contado hasta tres cuotas sin interés, y posibilidad de financiación hasta en 48 cuotas.

Entre los requisitos para acceder se incluye el compromiso de mantener la cantidad de trabajadores en relación de dependencia existente mientras dure la situación de emergencia, así como «el sostenimiento de la paz social en el marco de las relaciones laborales», sin que existan conflictos que se extiendan más allá de los plazos de la conciliación obligatoria.

Asimismo, se solicita la realización de un curso a distancia de inducción a las mejores prácticas en las relaciones laborales, y las empresas también deben estar inscriptas en la plataforma ActiBa del Ministerio de Producción bonaerense al momento de solicitar la adhesión.

«Este beneficio busca ayudar a este sector afectado, garantizar mejor empleabilidad y, por ende, mejor productividad de las empresas. La medida se suma a programas y políticas ya en marcha, como Preservar Trabajo de sostenimiento de fuentes laborales, la administración de conflictos laborales que se suscitaron en la pandemia y que fuimos resolviendo, el asesoramiento que se brinda desde la delegaciones regionales; y a la oferta formativa de nuestro instituto de Formación Laboral», cerró Ruiz Malec.