Diputados podría sesionar pese a los aislamientos

Con varios legisladores aislados, la Cámara de Diputados buscará esta semana debatir una agenda de perfil económico que incluirá una sesión, a realizarse entre jueves y viernes, para abordar temas acordados entre el presidente del cuerpo, Sergio Massa, y las autoridades de los principales bloques, informaron fuentes parlamentarias.

La sesión había sido puesta en duda luego de que se confirmara el viernes pasado el positivo en coronavirus del presidente del bloque de la Coalición Cívica Juan Manuel López, quien había participado de una reunión de las titulares de las bancadas el jueves último, por lo que obligó a quienes estuvieron en ese encuentro a aislarse preventivamente.

Entre los que debieron tomar esa medida se encuentran el propio Massa; el jefe del bloque del FdT, Máximo Kirchner; la vice de la bancada oficialista, Cecilia Moreau; el titular del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, y Cristian Ritondo, por el PRO.

Pese a este panorama, informaron las fuentes, la sesión «sigue en pie, aunque recién podría realizarse entre jueves y viernes», ya que los diputados que quieran participar de modo presencial primero deberán someterse al hisopado, cuyos resultados recién se conocerán entre el martes y el miércoles.

Como ratificación de que la sesión se podría realizar esta semana, Juntos por el Cambio firmó el protocolo de funcionamiento mixto (que combina las modalidades remota y presencial), lo que permitió que la Cámara baja siga activa desde el inicio de la pandemia.

Ya había rubricado el protocolo el resto de las bancadas el cuerpo, como Consenso Federal, Socialista, Progresistas, Unidad Federal, Justicialista, Frente de la Concordia Misionero y Acción Federal, entre otros.

En el encuentro de las autoridades de los bloques a fines de la semana pasada, la principal coalición opositora había anticipado al oficialismo su aval a la continuidad del funcionamiento mixto pero con la condición de que se respetara el acuerdo de no tratar temas conflictivos, algo a lo que el FdT accedió.

El temario acordado el jueves pasado entre Massa y los bloques parlamentarios incluye en principio los proyectos de ley sobre Monotributo y Biocombustibles, pero no contemplaría, en cambio, el de reforma del Ministerio Público Fiscal ni la ley de emergencia Covid-19, dos temas que son rechazados por la oposición en la Cámara baja, que ya anticipó que no acompañará ninguna de esas iniciativas.

La agenda de trabajo de Diputados arrancó el lunes a las 15 con la reunión de la comisión bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, las Tecnologías de las Telecomunicaciones y la Digitalización, con la presencia de la Defensora del Público de Servicios de Comunicación, la periodista Miriam Lewin.

En el marco de las conversaciones entre oficialismo y oposición, las autoridades del cuerpo anticiparon a los diferentes bloques que el 8 de julio la Cámara baja contará con la presencia del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien brindará su segundo informe de gestión ante los legisladores.

Más allá de esa agenda, en los próximos días continuarán las negociaciones para incluir en el temario de la sesión otros proyectos que cuenten con consensos.

Debido a que la lista de proyectos a debatir será bastante extensa, oficialismo y oposición acordaron que la sesión se desdoblará y, según se resolvió, el plenario pasará a un cuarto intermedio a última hora hasta el día siguiente, para entonces continuar con el debate, anticiparon fuentes parlamentarias.

La intención del oficialismo es que sea una sesión sin sobresaltos, en la que se traten sólo temas consensuados, como el proyecto presentado por Kirchner y Massa que elimina el pago del retroactivo a enero pasado del monotributo, que comenzará a regir desde julio próximo, y que además prevé la actualización de las categorías del régimen.

La idea de eliminar el retroactivo del monotributo tiene el respaldo de JxC, Córdoba Federal y del Frente de la Concordia Misionera, las tres fuerzas opositoras que integran la comisión.

También se debatiría el nuevo marco regulatorio de biocombustibles, que propone un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre naftas y bioetanol; que cuenta con el respaldo del Frente de Todos y de bloques aliados, aunque es rechazado por Juntos por el Cambio, que prefiere mantener el régimen actual.

Sin embargo, esta iniciativa dividió a Juntos por el Cambio, ya que el dictamen del proyecto logró el respaldo de los radicales José Cano (UCR-Tucumán) y Jorge Rizzotti (UCR-Jujuy) y de los macristas Domingo Amaya (PRO-Tucumán) y Osmar Moldani (PRO-Jujuy).