«No hay mujeres muertas por aborto» tras la ley

A seis meses de la sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), en Argentina «no hay una sola mujer muerta por abortos, ni legales ni clandestinos», resaltó Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

«Esto es definitivamente una prueba de la efectividad de la normativa y una demostración cabal de que su implementación era necesaria y urgente», dijo la funcionaria.

La ley «se está aplicando en todas las provincias, a través de los más de 1.150 efectores de salud pública que hay en Argentina, sumado al sector privado y de las obras sociales», añadió.

Sobre las 31 presentaciones judiciales realizadas en estos seis meses en contra de la norma, la ministra consideró que se trata de «intentos antiderechos para frenar su aplicación».

«Lo esperábamos, sabíamos que ocurriría», reconoció.

Y remarcó que la ley «está vigente y tenemos la tranquilidad de que se trata de una normativa de solidez constitucional y convencional que tiene la legitimidad democrática de las normas que emanan de la decisión del Congreso Nacional».

También reafirmó esta postura Valeria Isla, directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, quien manifestó que se llega al primer semestre de la ley «con buenas noticias».

En ese sentido valoró el Protocolo para la Atención Integral de las personas con derecho a la Interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo, que se oficializó el 28 de mayo, en ocasión del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, con su publicación en el Boletín Oficial.

El protocolo destinado a los equipos de salud brinda herramientas concretas para acceder a la IVE hasta la semana 14 de gestación, y a la ILE (interrupción legal del embarazo) por causales: peligro para la vida, para la salud de la mujer o violación.

Isla aseveró también que «hay insumos disponibles en los centros de salud» para realizar la práctica, y que «hay mas de 1.100 equipos de salud en todo el país que la garantizan».

«Estamos realizando capacitaciones para todas las provincias para ampliar el número de profesionales que garanticen la práctica», agregó.

Informó que durante el primer semestre 2021 se distribuyeron 15.445 tratamientos de misoprostol y «se iniciaron dos procesos de compra», uno a UNFPA (Fondo de Población de Naciones Unidas) y otro a LIF (Laboratorio Industrial Farmaceútico de Santa Fe) «por un total de 100.000 tratamientos de Misoprostol 200 mcg».

El misoprostol es el el medicamento recomendado por la Organización Mundial de la Salud para realizar abortos.

Además, confirmó que en estos seis meses se recibieron «mas de 7.700 consultas» al 0800-222-3444, la línea telefónica nacional, gratuita y confidencial de salud sexual y reproductiva, sobre acceso al derecho y también sobre obstáculos detectados.

Cuando eso ocurre «intervenimos y solucionamos las consultas que nos llegan de todo el país», aseguró la funcionaria.

Para acompañar la implementación de la normativa de IVE, la Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva (DNSSR) conformó un equipo de abogadas especialistas en derecho a la salud y derechos sexuales y reproductivos que asesoran en causas judiciales, a equipos y profesionales de la salud y en situaciones relacionadas con detección temprana y prevención de abuso sexual a niñas, niños y adolescentes.

Este equipo ya realizó 22 intervenciones: 18 por problemas relacionados con el acceso a IVE/ILE en el marco de la nueva ley, y 4 por acceso a anticoncepción en el marco de las restricciones relacionadas con la pandemia por coronavirus.

Gómez Alcorta concluyó que «hoy, a 6 meses de la sanción, el derecho de las mujeres a acceder a la interrupción legal del embarazo tiene plena vigencia en todo el país y garantiza nuestro derecho a la salud sexual y reproductiva».