Menos contagios y piden no relajarse mientras avanza la vacunación

El ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, señaló que «hay una evolución favorable» en cuanto a la baja de casos de coronavirus y que, de continuar así, se podrá pensar en «una perspectiva positiva sobre la evolución de la pandemia», al participar de una conferencia de prensa junto al gobernador Axel Kicillof y al jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

«En términos generales, venimos observando una evolución favorable según los indicadores que habitualmente manejamos para ir monitoreando esta pandemia. De continuar así, podemos pensar en una perspectiva bastante positiva», señaló el ministro durante la conferencia en la sede de la Gobernación en la ciudad de La Plata.

El ministro precisó que «se registró casi un 50% de descenso de los casos», pero que «estamos en el mismo número de casos del pico de la primera ola» y que por eso «venimos bien pero debemos seguir cuidándonos mientras avanza la vacunación, eso sigue siendo necesario y hay que mantener mucho todavía las medidas de cuidado», subrayó.

El ministro detalló que el indicador de los llamados por consultas de sintomatología compatible con Covid-19 a la app Cuidar sigue en permanente descenso y que la ocupación de camas de terapia intensiva en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es de 66,4% y de 53,6% en el interior de la provincia.

«Los tres indicadores que utilizamos para monitorear están bien y con perspectiva de ir mejorando», resaltó, y consignó además que «el 75% de la gente ya se anotó para vacunarse».

«La gente dio muestras de una cultura de vacunación inmensa. Se anotan 40.000 o 45.000 por día en la provincia. Tenemos casi un 46% de los chicos de 18 a 20 años anotados para recibir la vacuna y son 118.470 los vacunados de forma libre. Hay esperanzas y podremos tener una primavera y verano mejor que los últimos 18 meses», estimó Gollan.

Sobre la campaña de vacunación, el ministro agregó que «se está vacunando a un ritmo fenomenal» y se refirió a la nueva variante Delta, y señaló que «si en un país como Gran Bretaña, donde ingresó rápidamente esta variante desde la India, se produjo una eclosión de casos, casi una tercera ola».

Gollán sostuvo que si se compara lo que pasó en diciembre, con el ingreso de la variante británica, y lo que sucede ahora con la Delta, «podemos sacar por el momento, conclusiones halagüeñas sobre el efecto de las vacunas». «Las vacunas bajaron la cantidad de muertes porque el 67% de la población está vacunado con una dosis», completó.

En esa línea, indicó que «retrasar la entrada de la variante Delta es ganar esos dos meses que necesitamos, para estar en los niveles de vacunación que tiene Gran Bretaña, podrán subir los casos pero no van a impactar en las internaciones y en el sistema sanitario» e insistió: «Tenemos que retrasar la entrada de la variante delta mientras avanza la campaña de vacunación».