Eurocopa: Italia le ganó en los penales a España y se instaló en la final

Italia se clasificó finalista de la Eurocopa 2021, al vencer este martes en el clásico a España por 4 a 2 en definición con tiros desde el punto del penal luego de empatar 1 a 1 en Londres, Inglaterra.

Federico Chiesa abrió la cuenta para Italia a los 15m del segundo tiempo y lo empató Álvaro Morata a los 34m. En los penales fallaron los dos mejores jugadores de España en el encuentro: Dani Olmo, que tiró desviado por arriba del travesaño, y el propio Morata, cuyo remate fue atajado por Gianluigi Donnarumma.

El partido se jugó en el legendario estadio de Wembley, en Londres, y contó con el arbitraje del alemán Félix Brych.

Italia definirá el certamen ante el ganador de Inglaterra-Dinamarca, que se enfrentarán este miércoles en el mismo escenario.

Para los italianos fue el segundo encuentro con prórroga (2-1 a Austria en octavos) y el primero que define por penales. Para España fue el tercero consecutivo con tiempo extra (Croacia en octavos y Suiza en cuartos) y el segundo seguido en el que debe resolver el resultado desde los 12 pasos.

España fue superior en la primera etapa, y si no llegó al descanso con ventaja fue por su ineficacia en el ataque para terminar, al menos, tres buenas ocasiones de gol.

Recién pasados los 30 minutos Italia logró salir de la presión que le propuso el rival y emparejar el partido.

Los de Luis Enrique perdieron precisión en los minutos iniciales del complemento y, al revés, Italia se paró mejor en el campo.

Hasta que a los 15m desniveló Italia con su fórmula histórica: aguantó un ataque español, salió rápido de contra desde las manos de Gianluigi Donnarumma y Federico Chiesa, por la derecha dentro del área y después de aprovechar un corte de Aymeric Laporte ante Ciro Immobile, sacó un tiro exacto al segundo palo para poner el 1 a 0.

Salvo una llegada de Mikel Oyarzábal que no alcanzó a cabecear solo frente al arquero, la «azzurra» parecía tener el partido bajo control y creó algunas aproximaciones bien resueltas por Unai Simón. Pero cuando faltaban poco más de diez minutos el ingresado Álvaro Morata armó una pared sensacional con Dani Olmo, entró el área entre los defensores italianos y puso el 1 a 1. Después llegó el alargue.

España volvió a ser superior en los 30 minutos suplementarios, pero no le alcanzó con el partido extraordinario de Olmo para sacar diferencia. Italia, lejos del equipo dominador que brilló en los partidos anteriores, se refugió cerca de su arco y buscó sacar alguna contra, pero tampoco pudo quebrar la igualdad.

En los penales fue más preciso Italia, que festejó y ya piensa en el domingo. Le resta saber si será Inglaterra o Dinamarca.