Kicillof: el Gobierno «no estuvo de brazos cruzados»

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, pronosticó que cuando finalice la pandemia se podrá ver que su gestión no estuvo «de brazos cruzados», celebró la entrega de viviendas en el municipio de Carmen de Patagones y destacó el hecho de que, aún en tiempos de coronavirus, su Gobierno pudo llevar adelante una serie de obras de infraestructura, en toda la provincia, sin distinciones partidarias.

«Mientras combatimos la pandemia pensamos en el futuro, en el después; porque esta pandemia va a terminar y el día que termine y podamos abandonar algún cuidado que restringe y angustia vamos a ver que no estuvimos de brazos cruzados y que se llevaron adelante las obras», sostuvo Kicillof durante un acto de entrega de viviendas en Carmen de Patagones, que compartió con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y su par bonaerense, Agustín Simone.

Recordó que «hubo épocas en las que había que ser del partido del Gobierno para recibir asistencia» y contrastó el hecho de que, ahora, su gestión se enfoca «en todos los distritos» y recordó que esa había sido su promesa de campaña: «Que no habría bonaerenses de primera y de segunda».

«Acá estamos trayendo obras y un futuro; estamos haciendo lo que hay que hacer para que cuando termine la pandemia estemos listos para mirar adelante y arrancar con (el Presidente) Alberto (Fernández) y los 135 municipios», declaró.

Analizó que cuando «toca (vivir) un desastre se ve la madera de la que está hecho cada uno: está el que especula, el que busca ganancia y aquel que colabora y actúa con solidaridad y da una mano».

Recordó que para combatir la pandemia se fortaleció el sistema sanitario, «se hicieron todas las ampliaciones del sistema de salud que se necesitaron», se recibieron 7 barcos de insumos, 32 aviones, 400 toneladas de equipamiento «con el objetivo de que los bonaerenses y las bonaerensas supieran que había un Gobierno que protege y acompaña».

«La pandemia existió y existe pero mientras hacíamos eso no podíamos olvidarnos ni distraernos de lo que faltaba. Recibimos una provincia con una deuda inmensa pero no solo una deuda con los proveedores sino con la gente», puntualizó.

Agradeció también a los pobladores de Carmen de Patagones por su «sacrificio, el esfuerzo y la conciencia de que cuando subieron los casos (de coronavirus) se cuidaron», sin escuchar «a quienes conspiran, sin pensar en el otro».

Precisó que en ese partido de sur bonaerense «el 80 por ciento de los que se inscribieron (en el plan Vacunate) ya recibieron la vacuna» y aseguró que se está cerca de «tener a todos los inscriptos protegidos».

«Vamos a vacunar a toda la provincia, le guste a quien le guste y digan lo que digan», remarcó.

Por su parte, Katopodis agradeció también a la población por haber respetado las medidas de cuidado y sostuvo que «mientras se cuidaban el Presidente de la Nación (Alberto Fernández), y el Gobernador (Axel Kicillof) estaban haciendo estas obras y estos proyectos que van a permitir que Patagones y la Argentina estén fuertes para el día después de la pandemia, que está muy cerca».

«Es este Gobierno y este Gobernador el que nos sacará de la pandemia y pondrá en marcha el aparato productivo de la provincia para que todos vayamos encontrando un horizonte para adelante», afirmó.

Remarcó que «con el peronismo se sale de esta pandemia» y reseñó: «Lo hicimos en el 2003, con Néstor (Kirchner), no tenemos dudas hacia dónde vamos, ni el Presidente ni el Gobernador, que evitaron una catástrofe (sanitaria), tienen dudas, saben a dónde van».

Por su parte, el ministro de Infraestructura bonaerense, Agustín Simone, celebró la entrega de viviendas en el Barrio 77 viviendas de Carmen de Patagones y tras recordar que «en 2018 los fondos para viviendas dejaron de estar» expresó que «sé lo que han sufrido los municipios por políticas que se anunciaban y perdían».

«Quiero ratificar el compromiso para que las viviendas se empiecen, se hagan y se entreguen», puntualizó.