Reabren la paritaria de los docentes universitarios

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, y el secretario de Políticas Universitarias, Jaime Perczyk, acordaron con tres gremios docentes y no docentes universitarios adelantar la revisión de la paritaria sectorial para el 12 de agosto próximo, ocasión en la cual el titular de la cartera educativa exaltó «la importancia de toda instancia de diálogo».

«Es importante toda instancia de diálogo y es preciso robustecer el salario a partir de la paritaria, como también desplegar las políticas económicas que permitan contener la inflación. Se comprende y valora el compromiso del sistema universitario y de sus organizaciones en la etapa que se transita», puntualizó Trotta en un comunicado.

El ministro y Perczyk mantuvieron este martes un encuentro con dirigentes de los gremios del sector Conadu, Fatun y Fedun, con quienes acordó adelantar la revisión del acuerdo paritario de manera oportuna firmado para el próximo 12 de agosto, indicó Trotta.

El gobierno nacional y los sindicatos docentes y no docentes habían convenido un incremento del 35% sobre los básicos de cada categoría y dedicación a pagar en seis tramos: un 8% retroactivo a abril, un 6% en junio, un 4% en agosto, un 5% en octubre, un 7% en diciembre y otro 5% en febrero de 2022.

Además, el acuerdo determinó para los docentes una suma fija no bonificable y no remunerativa mensual por persona y universidad de 1.000 pesos a partir de abril último y hasta diciembre próximo inclusive, en tanto los funcionarios aseguraron que la cartera educativa procura jerarquizar el ámbito paritario y el diálogo para solucionar problemas y demandas planteadas en el contexto de la crisis generada por la Covid-19.

El encuentro y el acuerdo fue confirmado por Daniel Ricci, titular de la Federación de Docentes de las Universidades (Fedun), quien había elevado el reclamo de revisión paritaria a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) para reabrir esa discusión a fin de proteger el poder adquisitivo de los trabajadores de la actividad.

La revisión salarial estaba en principio pautada para septiembre próximo, pero los gremios plantearon adelantarla a partir de los índices de inflación de los últimos meses.

El sindicalista aseguró que los sindicatos reclamarán un aumento de hasta el 45%, es decir, elevar un 10% el acuerdo para equiparar la inflación.

También sostuvo que otra alternativa sería adelantar las cuotas del convenio salarial vigente para alcanzar un 35% en octubre y reabrir recién entonces la discusión para estipular los nuevos aumentos necesarios, según las proyecciones inflacionarias.

La Fedun sostuvo que también demandará avances en «el otorgamiento de rentas a los docentes ad-honorem y el pase de los ayudantes de primera a jefes de trabajos prácticos», según se había estipulado en el acuerdo convencional oportunamente firmado.

Deja un comentario