Arba aporta un alivio para monotributistas

Una buena noticia para los monotributistas en la provincia de Buenos Aires: la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) excluyó de los regímenes de retenciones y percepciones a un millón de monotributistas bonaerenses que, de esa forma, dejarán de pagar adelantos vinculados con el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Cristian Girard, director de ARBA, explicó este jueves que este beneficio «se suma al conjunto de medidas extraordinarias que dispuso el gobernador Axel Kicillof para acompañar a las y los contribuyentes desde el inicio de la pandemia, y favorecer la recuperación productiva».

«En la Provincia -agregó- estamos comprometidos con la reactivación económica, que ya está en marcha gracias a un Estado presente que cuida y promueve la producción y el trabajo. La recuperación de los ingresos populares y del empleo nos permitirá consolidar ese crecimiento». En un comunicado, Girard sostuvo que «en esa dirección apuntan los beneficios a monotributistas y el resto de las medidas tributarias».

De ese modo, por ejemplo, ya no se les aplicarán retenciones sobre movimientos en cuentas bancarias u operaciones con tarjetas de crédito, así como tampoco percepciones cuando realicen una compra a sus proveedores. Esas retenciones y percepciones operan como un pago a cuenta de lo que se debe tributar por Ingresos Brutos, de manera que el beneficio consiste en eliminar directamente los anticipos del impuesto, evitando también la acumulación de saldos a favor con el fisco.

La medida comenzó a regir este mes, y si bien se prevé que finalice el 30 de noviembre de este año, los contribuyentes alcanzados podrán mantener el beneficio de forma permanente si optan por adherir al régimen simplificado de Ingresos Brutos que ARBA pondrá en marcha en las próximas semanas

Ese nuevo esquema generará una simplificación tributaria, ya que posibilitará a quienes adhieran pagar en una misma cuota mensual unificada el monotributo e Ingresos Brutos. A la vez, sumarán como beneficio el hecho de no tener que presentar más declaraciones juradas ante ARBA, así como la eliminación definitiva de retenciones y percepciones.