Escuelas privadas preparan los cambios de horarios post vacaciones de invierno

Las escuelas bonaerenses ya preparan a estudiantes y al resto de la comunidad educativa con el objetivo de ampliar las horas de presencialidad una vez que se terminen las vacaciones de invierno. El objetivo es aplicar la extensión horaria, ya habilitada por la Provincia, una vez que se termine formalmente el receso el próximo viernes 20 de julio.

«Gran parte de los colegios de los distritos en los que se puede ampliar la presencialidad decidió organizarse bien para aplicar el modelo de mayor presencialidad después de las vacaciones de invierno», explicó el secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la provincia (AIEPBA), Martín Zurita. En ese sentido detalló que «esto fue anunciado horas antes del feriado nacional y los inspectores pudieron comunicarlo oficialmente a las escuelas entre el lunes y el miércoles de esta semana, lo que dejó escaso margen para avisarle a los padres, que también tienen que organizar sus rutinas».

AIEPBA fue una de las principales asociaciones que pidió eliminar el techo de cuatro horas de presencialidad para aquellas escuelas que tienen doble jornada, junto al movimiento Padres Organizados de la provincia de Buenos Aires.

Zurita explicó que habrá tres grupos de colegios ante el nuevo esquema: «Aquellos que tienen mucho espacio y pocos alumnos podrán retornar al esquema completo de presencialidad que tenían antes de la pandemia. Otros que están a mitad de camino en cuanto a disponibilidad de espacios y matrícula de mediana densidad, por lo tanto podrán aplicar el nuevo esquema de manera parcial. Y el tercer grupo lo integran quienes no podrán llevarlo a cabo porque no tienen mucha superficie y tienen una matrícula entre intermedia y alta». «La complejidad se da en que hay que respetar la distancia de metro y medio entre alumnos y de dos metros con el docente, y no todos disponen de aulas tan grandes para sostener ese esquema sin impactar en la cantidad de horas de presencialidad de los alumnos», precisó el dirigente.

Además destacó que las escuelas primarias son las que más dificultades podrían tener para aplicar el esquema, mientras que los jardines maternales y secundarias cuentan con otro tipo de organización que permite llevarlo a cabo con más facilidad.

Por su parte Perpetuo Lentijo, secretario general de la Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (ADEEPRA) sostuvo que «los protocolos para el funcionamiento de los bufetes ya estaban desde antes de la última etapa de presencialidad, y están funcionando en la mayoría de las escuelas». «La mayoría empezó a prepararse para una regularización de los horarios, situación que se realiza con orden en general y sin mayores dificultades. Respetando las normas de cuidado, manteniendo extensión horaria, preservando las burbujas», remarcó.

En la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense explicaron en tanto que el Plan Jurisdiccional siempre estableció la progresividad de la presencialidad y la planificación, para que los colegios puedan desarrollar actividades con la mayor cantidad de cuidados posibles en el marco de la pandemia. «El plan jurisdiccional se elaboró a partir de las evidencias y los aprendizajes sobre el comportamiento del virus que se fueron obteniendo en nuestro país y a nivel internacional. Hoy podemos constatar que hay medidas como el uso del tapabocas, la ventilación adecuada y la distancia entre personas que son importantes para minimizar la propagación del COVID-19 en las escuelas. Estas pautas siguen siendo de cumplimiento estricto», precisaron.