Nuevas evidencias complican al macrismo por el golpe en Bolivia

El escándalo internacional que envuelve al expresidente Mauricio Macri y ex funcionarios de su Gobierno por la sospecha de colaboración con el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales tuvo este jueves una nueva escalada, al revelar autoridades de la policía boliviana el hallazgo de más de 29 mil elementos que podrían formar parte del envío irregular de material represivo de la gestión de Cambiemos durante noviembre de 2019.

La denuncia del Gobierno de Bolivia y las autoridades argentinas sobre el envío irregular de pertrechos antitumultos cobró mayor volumen ayer con la confirmación oficial de que parte del material entregado por la administración de Macri «continúa en los depósitos» de la policía del país vecino, sin la documentación que los «respalde».

Al respecto, el comandante general de la policía boliviana, Johnny Aguilera, confirmó que el material represivo encontrado en depósitos de la institución no cumplía con «ninguna formalidad» y detalló que se trata de más de 29 mil elementos que podrían formar parte de lo provisto por el gobierno de Mauricio Macri a Bolivia.

«Hoy tenemos la certeza de que no se cumplió ninguna formalidad para que estos elementos se encuentren en nuestros depósitos; pronto la policía boliviana brindará los detalles», sostuvo en diálogo con Radio 10.

El comandante confirmó que entre los elementos hallados había una cantidad superior a los 29 mil cartuchos, proyectiles calibre 12/70 y granadas de gas que podrían ser parte de los elementos enviados desde la Argentina, como apoyo al golpe de Estado que derrocó a Morales y puso ilegalmente en el poder a Jeanine Áñez, actualmente presa.

«Nosotros hacemos una revisión en los depósitos y, cuando hicimos un conteo, nos percatamos de que era un material que no formaba parte de los inventarios oficiales», puntualizó Aguilera.

En tanto, el embajador argentino en Bolivia, Ariel Basteiro, dijo hoy que en las próximas horas concurrirá al galpón donde se encuentra el material represivo descubierto ayer por Aguilera para «hacer una inspección visual».

El embajador señaló en declaraciones a Radio Nacional que la visita a esa dependencia se iba a realizar esta mañana, pero fue postergada, y adelantó que según autoridades bolivianas «el material (hallado) tiene la faja de Fabricaciones Militares Argentinas» por lo que «no hay mucha duda de donde viene eso».

Para Basteiro, el descubrimiento por parte de la Policía boliviana «es encontrar la prueba del delito, un hecho no menor», y manifestó que «con esto no hay como poder justificar que no se hizo contrabando, que salió de Argentina, que se hizo de manera irregular».

En tanto, Bolivia profundizó su investigación interna y aseguró que se está a punto de identificar «qué funcionarios acudieron al aeropuerto» a recibir el cargamento transportado en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, enviado en el 2019.

El caso se conoció días atrás cuando el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció que el Gobierno de Macri envió material antitumulto a ese país, que fue utilizado para reprimir las protestas sociales ocurridas durante el atropello institucional cometido contra Morales.

Tras la revelación del Gobierno boliviano, el presidente Alberto Fernández y varios de sus ministros denunciaron esta semana ante la Justicia a las autoridades del Gobierno de Macri por el envío de esos cartuchos de escopeta y gases lacrimógenos.

Además, en nombre del pueblo argentino, el Presidente pidió disculpas a los ciudadanos bolivianos en una carta enviado a su par boliviano, Luis Arce.

Deja un comentario