LPF: Godoy Cruz arrancó con triunfo y empataron Central Córdoba y Banfield

Godoy Cruz 2-Rosario Central 0

Godoy Cruz, de Mendoza tuvo un buen arranque de campeonato de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) al vencer este lunes como local a Rosario Central, que llegó al estadio Feliciano Gambarte con un equipo alternativo por su participación en Copa Sudamericana, por 2 a 1, dando vuelta el marcador inicial.

Es que los rosarinos se habían puesto en ventaja apenas iniciado el segundo tiempo, a los 4 minutos, por intermedio del retornado Milton Caraglio, pero después otro debutante, Bruno Leyes, logró la paridad a los 19 y Ezequiel Bullaude, la figura de la cancha, le terminó dando la victoria a los mendocinos a los 35.

Ya a esa altura los cuyanos se habían transformado en los dueños absolutos del desarrollo del encuentro porque 10 minutos antes Rosario Central se había quedado con un hombre menos por la expulsión de Rodrigo Villagra.

Todas estas alternativas mencionadas se produjeron en el segundo tiempo, pero antes, en los 45 minutos iniciales, hubo otro partido, mucho más equilibrado en términos generales, con algunas buenas llegadas por ambos lados que fueron bien obturadas por los dos arqueros Juan Espínola, de los locales (llegaría el riverplatense Franco Petroli para alternar), y Juan Pablo Romero, reemplazante de Jorge «Fatura» Broun en la visita.

Pero después, ya en la segunda mitad, parecía que el director técnico Cristian González había acertado con su formación alternativa pensando en la revancha de octavos de final de Copa Sudamericana como local ante Deportivo Táchira, de Venezuela, el jueves próximo, luego del 2-2 de la ida como visitante.

Sin embargo, cuando el gol de Caraglio parecía consolidar esa idea por sobre la de su colega Sebastián Méndez, apareció ese mix de experiencia y juventud de los dueños de casa, muy alentados desde las plateas por un bullanguero grupo de «allegados», para torcer el destino del partido en 180 grados y transitarlo hacia una victoria muy valiosa en el arranque del torneo Socios.com, para levantar la moral tanto como el promedio.

Central Córdoba 1-Banfield 1

A Central Córdoba y Banfield no les quedó grande el vacío estadio Único-Madre de Ciudades, de Santiago del Estero, ya que protagonizaron un emotivo partido por la primera fecha del campeonato de la Liga Profesional que finalizó empatado 1 a 1, bajo un irregular arbitraje de Fernando Echenique.

El «Taladro» se mostró superior en el arranque del encuentro y prolongó esa primacía durante la primera media hora del período inicial, lapso en el que pudo ponerse en ventaja con un tanto de su volante-goleador, Giuliano Galoppo, quien convirtió de zurda contra el palo izquierdo del arquero Andrés Mehring.

Ese tanto se produjo a los 21 minutos y Central Córdoba tardó otros 10 en reaccionar, apropiándose del dominio del juego durante el cuarto de hora final de la primera etapa, a cuyas postrimerías llegó a la igualdad tras un tiro penal convertido por Milton Giménez a los 43.

El segundo período arrancó con las mismas características con las que había finalizado el primero, vale decir con los santiagueños jugando en campo banfileño, pero con mayor profundidad de la demostrada por los dirigidos por Javier Sanguinetti cuando fueron ellos los dueños del desarrollo.

Y de hecho esa condición ofensiva les permitió estar cerca de ponerse en ventaja en tres oportunidades, pero allí fue clave la aparición del arquero Facundo Altamirano, al que le vino bien la temporada de «fogueo» en Estudiantes, de Buenos Aires.

El arquero tuvo intervenciones que hicieron olvidar en parte a su reemplazado, el colombiano Mauricio Arboleda, cuyo destino futbolístico estaría en Atlético Nacional, de Medellín, luego de caerse la chance de Vélez Sarsfield por el arribo del boliviano Carlos Lampe.

Pero como en el primer tiempo, el predominio de uno duró media hora y los 15 minutos restantes correspondieron a su rival, en este caso por inversión cronológica, Banfield, que en ese lapso estuvo muy cerca de llevarse los tres puntos de regreso a Buenos Aires.

Un par de llegadas, y penal dudoso a Ramiro Enrique no ignorado y una acción en la que no dio ley de ventaja tras una falta a Juan Pablo Álvarez, terminaron con el enojo de los visitantes para con el árbitro Fernando Echenique, que después de una tarea equilibrada, terminó desbarrancando en el final.

Deja un comentario