domingo, octubre 17

Prisión preventiva a policías acusados de cobrar coimas

La justicia Penal de La Plata dictó la prisión preventiva para tres ex policías de la Comisaría Segunda de La Plata que fueron procesados por el delito de “extorsión” tras la denuncia de un empresario, confirmaron fuentes judiciales. Los tres policías detenidos son Marcos Gastón Formigo, Brian Matías Gutiérrez y Fernando Gutiérrez.

La solicitud del fiscal Martín Almirón fue avalada en el Juzgado de Garantías 6 de La Plata, aunque las defensas, disconformes con la resolución del juez, llevaron sus quejas ante la Cámara de Apelaciones y Garantías local.

La causa penal contra los uniformados se inició por la denuncia del dueño de una agencia de seguridad al que le exigían pagos de dinero a cambio de «dejarlo trabajar sin problemas». El escándalo desatado en la seccional salió a la luz luego de que los investigadores pautaran la entrega de dinero a través de la víctima y dieran con los acusados en pleno delito. Tras la aprehensión, el juez Agustín Crispo confirmó todo lo actuado por el fiscal.

La víctima detalló en su denuncia que es dueño «de una empresa de seguridad y que un grupo de policías de la comisaría Segunda de La Plata, le solicitan la suma de 18.000 mil pesos, siendo quien estaría organizando dicha entrega un efectivo policial perteneciente al servicio de calle de la dependencia antes referida de nombre Matías».

En una ampliación de esa acusación el hombre agregó que hace unos cuatro meses en uno de los puestos donde presta el servicio, en Diagonal 80 y 43, aparecen dos personas diciendo ser los jefes de calle de comisaría Segunda. «Me dijeron debía ir a esa seccional a hablar con ellos y que una vez en ese lugar le pidieron 3.000 pesos por semana porque en su defecto me librarían actas por infracciones», se detalla en la causa judicial.

La víctima declaró ante el fiscal que en principio cerró el «trato» y todos los lunes le pagaba al policía que pasaba por los lugares que vigilaba. Además que luego le pidieron al empresario 5.000 y 10.000 pesos por semana, hasta que finalmente le informaron que el nuevo jefe del servicio de calle pedía 18.000 pesos y que ante ello le contestó que trataría de pagarlo, «pero el policía me respondió que la consiga porque si no iba a ir él con personal policial a sacarme a mí y a todos los objetivos que tengo en otros supermercados».

Así las cosas, el denunciante decidió acceder a tender una celada y concurrir a la comisaría ubicada en avenida 38 entre 8 y Plaza Olazábal con los billetes que previamente fueron identificados: una vez entregado el dinero, los tres policías fueron aprehendidos, en el marco de un operativo supervisado en persona por el fiscal Almirón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *