viernes, octubre 15

Pesar por la partida de Jorge Coscia

File:Jura Jorge Coscia.jpg - Wikimedia Commons

Personalidades de la política, trabajadores de la cultura y figuras del cine despidieron con tristeza al realizador cinematográfico Jorge Coscia, exsecretario de Cultura de la Nación y extitular del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) entre 2002 y 2005, quien murió a los 69 años producto de una larga enfermedad.

Jorge Álvarez, quien fue vicepresidente del Incaa durante el mandato de Coscia, dijo que se trataba de «un verdadero indispensable del audiovisual argentino».

«Jorge era una persona de un talento y calidez enormes, con quien tuve el privilegio de trabajar y aprender. Su mirada aguda de la realidad y su compromiso irrestricto con el cine y la cultura lo llevaron a ocupar importantes lugares dentro de la función pública», siguió.

Y en ese sentido, concluyó: «En cada uno de los lugares donde Jorge transitó, me consta, dejó huellas en las acciones y en las personas que acompañaron su gestión. Quiero acompañar a todos los familiares y amigos en este difícil momento».

Desde México, Liliana Mazure, quien fuera presidenta del Incaa (2008-2013) y luego diputada nacional, lamentó la muerte de Coscia y dijo que «nos faltarán sus reflexiones cinematográficas, siempre profundas, nacionales y populares. Y sus imágenes inexorablemente ligadas a nuestra identidad permanecerán en nuestros corazones».

Lucrecia Cardoso, quien ocupó el mismo rol que Coscia frente al Incaa entre 2014 y 2015, también dijo que su fallecimiento «representa una gran pérdida para todos los argentinos, a los que supo representar mediante su talento como director en sus películas como en funciones al frente de las políticas culturales de nuestro país».

«Siempre se ocupó de fortalecer las políticas públicas para industria audiovisual. Lo vamos a extrañar y trabajaremos para llevar adelante sus sueños de militante del proyecto nacional y popular con el compromiso y generosidad con que él supo hacerlo», destacó Cardoso.

Además, las trabajadoras y los trabajadores del Incaa difundieron un comunicado consensuado de forma colectiva, en el que subrayaron la relevancia del paso de Coscia al frente del instituto, calificándolo como «el mejor de su historia».

«Es un gran dolor, era un grupo tipo, y hay que recordarlo por cómo se jugó para que toda la gente del Incaa tuviera su jerarquización. La planta permanente del instituto existe gracias a él, le dio derechos como el verdadero compañero que era», agregaron.

Por su parte, el investigador, historiador y exdiputado nacional Mario Oporto, un amigo íntimo de Coscia desde su infancia, lo describió como «un artista, un pensador nacional y un militante», con el que compartió «toda una vida de afecto» porque era «más que un amigo, era como un hermano» tanto «en la militancia como en los hábitos culturales», un campo en el que «hizo películas memorables y escribió novelas memorables».

En tanto, Víctor Laplace, quien trabajó junto a Coscia en «Chorros» (1987) y «Mirta, de Liniers a Estambul» (1987) -su primera y más conocida película-, aseguró que la noticia de su muerte «es un gran pena»: «Al igual que toda la gente del cine, me siento conmocionado. Fue un hombre valioso, sensible, con una trayectoria impecable», agregó.

«Un pensador que hizo mucho desde el Incaa para que se hiciera cine en la Argentina. Siempre que se va un compañero como él es muy triste. Que en paz descanse», añadió.

La actriz Emilia Mazer, compañera de Laplace en «Mirta…», declaró que tiene «los mejores recuerdos de él», el más valioso de ellos como «un joven treintañero que hacía su ópera prima junto con Guillermo Saura».

«Viajamos con él para contar la historia de un exilio, era una gran director y ser humano. Deja varias películas, su paso por la Secretaría de Cultura, y su memoria», siguió.

A su vez, José Luis Castñeira de Dios, amigo de Coscia pero además músico de cinco de sus films y director nacional de artes durante su gestión como secretario de Cultura, lo definió como «uno de los intelectuales argentinos más lúcidos de tu tiempo, un creador, un pensador, un hacedor, argentino, federalista, latinoamericanista, heredero del pensamiento de Perón y Evita y del Colorado Ramos».

«Tu aporte a la gestión de la vida cultural argentina tendrá que ser reconocido por cineastas, artistas y creadores, que siempre encontraron en tu talento, tu entrega y tu sensibilidad un espacio para soñar una sociedad mejor para todos», expresó.

El ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro; el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi; el exministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi; los diputados Eduardo Valdés y Fernanda Vallejos; y el dirigente Luis D’Elía, fueron otras de las figuras del mundo de la política que despidieron a Coscia a través de sus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *